La Provincia inspeccionó Peñacal con el Municipio: analizaron el estudio para la colocación de los filtros en las chimeneas

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible estuvo este lunes en Peñacal. La inspectora Andrea Mengoechea se reunió con el delegado Pettachi y representantes del estudio de ingeniería que evalúa la colocación de filtros en las chimeneas. Las conclusiones estarán la semana que viene en La Plata.
Estuvo también un representante de la Dirección municipal de Medio Ambiente que tiene funciones delegadas de la Provincia. El costo que analiza la calera para los filtros de los cuatro hornos ronda los 300 mil pesos y es difícil de costear. No podrían estar en funcionamiento antes de mediados de 2009. La inspección de este lunes y la labor de la Unidad de Respuesta Rápida de Tandil >>

------------------------------

Una inspectora del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (Opds) estuvo este lunes en la planta de la calera Peñacal para interiorizarse sobre el estudio de ingeniería que la empresa lleva adelante para la colocación de filtros en las chimeneas. La inspectora Andrea Mengoechea de la Unidad de Respuesta Rápida de Tandil se presentó en la sede tras una solicitud de la Dirección local de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable y mantuvo un encuentro por casi cuatro horas con el delegado de la empresa, Leonardo Pettachi, y representantes de la firma ACT Group, que llevan adelante el estudio previo a la colocación de dispositivos para la reducción de las emanaciones de humo.

La calera indicó que la colocación de los filtros para las cuatro chimeneas tiene un costo que ronda los 300.000 pesos y que actualmente se le hace imposible afrontar el monto. El problema con las emanaciones se originó en diciembre pasado, cuando la firma decidió el cambio de tipo de combustible y se definió por el uso del carbón mineral. La precipitación de este tipo de carbón, que llega desde Río Turbio y favoreció a Peñacal con una importante reducción del costo de producción, es más corta y genera en el sector por un lado, la reducción de la visibilidad con el humo y, por otro, un intenso olor.

Estos dos puntos dieron pie a las quejas de los vecinos de la calera ubicada sobre ruta 226 a metros del acceso a Sierras Bayas y a las posteriores explicaciones públicas de la empresa que decidió pedir el estudio para la reducción de emanaciones y contaminación ambiental.

Sobre la colocación de los filtros se dejó en claro que, más allá de las limitaciones económicas y financieras, la demora para la construcción, instalación y puesta en marcha de los dispositivos rondará al menos los tres meses con lo que las estimaciones más optimistas apuntan a la puesta en marcha de los reductores de humo y contaminación hacia mediados de año.

La inspección del Opds

La inspectora Mengoechea llegó este lunes por la mañana a la calera acompañada de Emanuel Maiola, de la Dirección de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Municipalidad de Olavarría. Cabe aclarar que la dependencia local tiene facultades delegadas del Opds para asumir funciones de control ambiental.

La funcionaria bonaerense participó de una reunión en la que solicitó datos de Peñacal así como de la ACT Group y recorrió la planta.

Mengoechea dejó en claro que no podía hacer declaraciones sobre su labor en la empresa y manifestó que todas las actas que se elaboraron están este mismo lunes en poder de la dirección local que tiene como titular a Nora Quiroga y el lunes que viene llegarán a la central del OPDS que tomará conocimiento del caso.

En la última visita a Olavarría del jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, adelantó en una entrevista a infoeme.com que la Provincia podría financiar la colocación de los filtros en la calera. Entre las opciones, se deslizó la posibilidad de la línea de crédito así como la del subsidio, aunque en ese momento no se conocía el estudio de costos que este lunes dejó trascender Peñacal.

Comentá la nota