La Provincia gastará el 60% en salarios

La Legislatura aprobó ayer sin cambios la primera lectura de la pauta presupuestaria provincial para el año que viene. Críticas de la oposición.

Seis de cada 10 pesos que gastará la Provincia el año que viene terminarán en los bolsillos de los más de 120 mil empleados públicos. Así surge del proyecto de Presupuesto 2010 que ayer los legisladores oficialistas aprobaron en primera lectura sin introducirle ningún cambio.

Según la pauta presupuestaria, el año próximo el Gobierno provincial destinará unos 7.100 millones de pesos al pago de salarios, de un gasto total que superará los 12 mil millones. De los números apuntados en el Presupuesto, 6.143,6 millones irán a pagar los sueldos y contribuciones de los más de 100 mil empleados estatales (entre efectivos y contratados), mientras que otros 956,4 millones se transferirán a institutos educativos privados para el pago de los salarios de sus docentes.

El presidente de la Comisión de Hacienda de la Unicameral, el oficialista Dante Heredia, defendió ayer la aprobación sin cambios del Presupuesto. "En la primera lectura no se hacen cambios. De hacerse, serán incluidos luego de la audiencia pública del próximo lunes, cuando las entidades intermedias, seguramente, expongan sus reparos a la suba de algunas alícuotas de ingresos brutos y al incremento en el impuesto de sellos", reconoció el legislador.

La audiencia pública se llevará a cabo el próximo lunes, con la presencia de cámaras empresariales y entidades intermedias, quienes expondrán sus reparos a la pauta de ingresos y gastos planteada por la administración del gobernador Juan Schiaretti. "Sabemos que hay quejas de muchos sectores que consideran que el esquema impositivo es regresivo, sobre todo los sectores de los comercios mayoristas y la construcción. Pero el mayor esfuerzo recaudatorio de la Provincia permitirá disminuir la dependencia de las transferencias de la Nación", sostuvo Heredia.

Pauta "oscurantista". Desde la oposición, las críticas al nuevo Presupuesto no tardaron en llegar y se hicieron oír en la sesión de ayer en la Unicameral. "Es un proyecto que se basa en el ocultamiento con hipótesis de imposible incumplimiento. Además, rompe el contrato social del gobernador con los cordobeses, cuando prometió que no habría aumentos impositivos durante su gestión", expresó el juecista Roberto Birri. "La suba de las alícuotas a los Ingresos Brutos aumenta la presión fiscal y pone en posición de pérdida de competitividad a la industria cordobesa", entendió el legislador, al tiempo que criticó la existencia de una partida de 50 millones de pesos para los festejos del Bicentenario.

Por su parte, el legislador vecinalista José Maiocco apuntó que la pauta presupuestaria parte de la adopción de parámetros macroeconómicos errados, "que no reflejan la verdadera situación económica y financiera de la provincia"

"Además –prosiguió–, sigue siendo muy alta la dependencia de la Nación, ya que el 62 por ciento de los ingresos tienen su origen en aportes nacionales", destacó.

Gastos y egresos.

PRESUPUESTO 2010. La pauta presupuestaria para el año próximo es un 13,5% superior a la de este año. Prevé ingresos por unos $ 13.438,9 millones y gastos corrientes por $ 12.115,8 millones.

INFLACIÓN Y SALARIOS. El Presupuesto estima una inflación anual del 8,8%, y una variación similar para los salarios de los empleados estatales.

AJUSTE IMPOSITIVO. También se aplicarán subas en los impuestos. El Inmobiliario Urbano aumentará para casi la mitad de los contribuyentes, mientras que Ingreso Brutos se incrementará para comercios y servicios.

Comentá la nota