"Que la Provincia le explote al PJ"

Esa parecería ser la conclusión de una cumbre de intendentes radicales que buscan pisar fuerte en las próximas elecciones y que consideran que "Buenos Aires está cada vez peor". Recordaron que son los peronistas los que la gobiernan desde 1987…
La excusa formal de la reunión fue conversar sobre la conformación de un frente vecinalista provincial que les permitiera a sus miembros tener chances después de la reforma política que obliga a obtener un piso en las internas abiertas para llegar a la elección general.

El encuentro fue organizado por el Jefe comunal de San Martín, Ricardo Ivoskus, en su casa de Pinamar, donde recibió a Enrique ´el Japonés´ García, intendente de Vicente López, y a sus pares Pablo Bruera (La Plata), José Eseverri (Olavarría), Ricardo Moccero (Coronel Suárez) y Carlos Sánchez (Tres Arroyos).

Además participaron Oscar ´Chino´ Navarro, un dirigente radical de La Costa con mucho peso en la Quinta sección, y representantes de Ituzaingó, Tres Lomas, Chivilcoy, Coronel Pringles y Mar del Plata (que responden a Gustavo Pulti).

Ellos fueron bastante más cuidadosos que sus primos peronistas en lo que respecta a trascendidos y sólo dieron a conocer los detalles que acordaron trasmitir.

Lo concreto es que, aunque entre los invitados no hay un pensamiento único en cuanto a sus preferencias partidarias nacionales, planificaron estrategias para el año 2011.

De acuerdo a los propios dichos del anfitrión, "el principal objetivo del frente es lograr una mayor relación entre los vecinalistas".

"El vecinalista es individualista y es importante que nosotros desde el vecinalismo nos juntemos para desarrollar estrategias conjuntas", agregó.

Él también sostuvo que "(Néstor) Kirchner estaba completamente enterado de la reunión de intendentes del vecinalismo, los que estuvimos analizando las realidades de los municipios", cuando se insinuó que el ahora diputado nacional estaba enojado porque consideraba a esta reunión otro mitín conspiratorio.

Allí se habló de qué figura jurídica debería tener el partido vecinalista provincial, pero también, quiénes podrían ser candidatos "potables" para apoyar en 2011.

Dado el origen radical de varios de los presentes, sobre la mesa estuvo la figura de Julio Cobos como candidato a Presidente, pero también la de Ernesto Sanz como otro posible radical con aspiraciones de llegar al sillón de Rivadavia.

Quienes mantienen buenos lazos con el kirchnerismo, acordaron acompañar a Néstor Kirchner si su candidatura despierta algún entusiasmo en la población, pero hacer un guiño a Eduardo Duhalde si finalmente éste o Carlos Reutemann logran imponerse en las preferencias peronistas.

Sin embargo, lo más interesante del diálogo, que hasta ahora no había trascendido, es la posición tomada respecto de la provincia de Buenos Aires, y en la que la respuesta, fue unánime: "No vamos a presentar batalla para la gobernación".

Tal decisión no está basada a un amor incondicional a Daniel Scioli (con quien la mayoría mantiene relaciones cordiales), sino que está inspirada en las mejores líneas de Nicolás Maquiavelo.

"El peronismo gobierna la provincia desde el ’87, y está cada vez peor", coincidieron, y plantearon una rara estrategia para llegar a la alternancia: "Que la provincia les explote a los peronistas, y después llegamos nosotros".

Donde sí presentarán batalla es en cada uno de los municipios, donde propondrán candidatos propios, aunque siempre, con posibles acercamientos a las grandes estructuras, a las que de manera formal, ninguno de ellos intentará volver en un futuro cercano.

La próxima reunión, quizá con comida de por medio, tiene fecha para fines de febrero, probablemente también en alguna zona veraniega.

Comentá la nota