La Provincia evalúa al Nación y el Supervielle ofrece sus servicios

El Gobierno extendió hasta junio de 2010 el convenio con el banco estatal. El grupo dueño del Regional se candidatea para remplazarlo como agente financiero, pero sólo si hay licitación.

"Nos interesa ser agente financiero de Mendoza si el Gobierno llama a licitación pública y abierta a todos los bancos. Hoy estamos muy contentos con cómo nos va en Mendoza y además tenemos mucha interacción con el Gobierno". En esos conceptos vertidos por su presidente, Juan Carlos Nougués, se resume la posición del grupo Supervielle frente a la posibilidad de que el Nación deje de ser el encargado de las cuentas bancarias de la Provincia.

El Ejecutivo confirmó que el servicio presente está "bajo evaluación" y que el objetivo es lograr una mejora del servicio que se presta actualmente. Aunque recién habrá definiciones a mediados de 2010, cuando venza una nueva prórroga por 8 meses del convenio vigente desde hace una década, cuando cayó el Banco Mendoza.

La medida se explica en las obligaciones que atan al Gobierno con el Nación por ahora, como la transferencia de la cartera de productores morosos que tiene la entidad, el crédito BID para la vitivinicultura y otras operatorias. Aún así, desde el Ejecutivo se muestran disconformes. "Por ahora la relación está firme, pero hemos visto que en otras épocas el banco ha cerrado convenios superiores, por eso creemos que puede mejorar. Esto significa más servicios, menores costos y mayor cobertura", precisó el subsecretario de Financiamiento, Pablo Frigolé.

Por otra parte, a mediados de 2008, al formalizarse la compra del Regional de Cuyo, la plana mayor de Supervielle le había presentado al Ejecutivo una propuesta detallada sobre sus condiciones para convertirse en el agente de las cuentas públicas provinciales. Sin embargo, Nougués lo reitera una y otra vez: "El interés existe, pero sólo si hay un llamado a licitación".

El posicionamiento del grupo se respalda en un logro reciente, ya que desde el mes pasado le presta servicios a la Municipalidad de Godoy Cruz, luego de un proceso licitatorio en el que superó al Macro, Patagonia, Credicoop y al mismo Nación, entre otros.

"Le sacamos una buena diferencia al segundo", dice con satisfacción desde Buenos Aires Nougués. Así como en Godoy Cruz, la estrategia del grupo es extender la cobertura provincial de la firma: por eso, ya tiene en carpeta varios contratos con vencimientos a la vista en otras comunas mendocinas y prepara las respectivas ofertas para los próximos llamados licitatorios.

¿En qué fortalezas apoya su aspiración? El argumento formal es su "expertise en atención de público masivo", por el cual acredita el pago de haberes a una cartera de 800 mil jubilados en todo el país. En Mendoza, con la compra del Regional, pasó de tener 9 sucursales a controlar 42, con un buen número de centros de pago. Y en San Luis firmó un contrato hasta el año 2021 con el gobierno local y todas las municipalidades de la provincia vecina, donde tiene 32 filiales.

Además, reconoce Nougués, "hay mucha interacción con el Gobierno de Mendoza". El directivo destaca "la complementariedad" que su banco tiene con el Fondo para la Transformación y el Crecimiento en asistencia a la producción, a través de sus propias líneas de crédito para cosecha y acarreo, leasing y capital de trabajo que lanzará la semana que viene.

Aún así, por la polémica generada con el gremio bancario y la protesta de los empleados del Nación en Mendoza, el discurso oficial tiene un tono prudente. "Todos los bancos tratan de obtener una porción del mercado, pero no todos están en condiciones de prestar este servicio. Si llega a haber una decisión se evaluará más adelante, pero exige una revisión importante", anticipó Frigolé.

El deseo y la condición

En diálogo con Los Andes, el ejecutivo bancario aclaró cuál es la postura del grupo ante la posibilidad que se plantea:

-¿Cómo se posiciona Supervielle frente al Nación?

-El Nación es un excelente banco, con una gran presencia geográfica en todo el territorio y que además cumplió un rol clave en su momento con la caída de los bancos de Previsión y Mendoza.

-¿Cuál es su oferta diferencial para ser agente financiero?

-Mal puedo hablar de eso si no conozco los términos que establecerá la Provincia...

-¿Y si opta por la contratación directa?

-No nos presentaremos... Nuestra política es competir, bajo ningún concepto participamos de acuerdos privados... Sólo si el Gobierno llama a licitación vamos a participar".

-¿No harían valer la propuesta presentada hace un año?

-Lo hicimos sabiendo que se terminaba la concesión con el Nación... Pero luego el Gobierno fue prorrogándolo, hasta que hace unos 15 días se supo lo que ya es de conocimiento público. En todo caso, un proyecto de iniciativa privada no es un acuerdo privado sino que sirve para disparar la licitación.

-¿Hay contactos con el Gobierno por este tema?

-En lo que va del año he ido un par de veces a Casa de Gobierno, pero para hablar de la fusión con el Regional. El tema salió y le aclaramos al Gobierno formalmente nuestra posición

Comentá la nota