Provincia estudia un nuevo régimen de contravenciones

El proyecto contempla que la policía pueda arrestar a quienes considere que se encuentran bajo las figuras de "merodeo, vagancia, ebriedad, drogadicción, patotas en las calles, caras tapadas, ladrón habitual".
LA PLATA: El Gobierno bonaerense evalúa un proyecto para volver a instaurar en la Provincia un régimen de contravenciones que permitiría a la policía arrestar a quienes considere bajo las figuras de "merodeo", "vagancia" y "patota", entre otras.

Así lo confirmó el ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, quien durante una entrevista a un matutino porteño explicó que la iniciativa se encuentra en análisis desde hace más de un año y que la idea central es que "la policía recupere la calle".

El proyecto que ya fue consultado con el gobernador Scioli estaría en la fase final de la evaluación y sería puesto a consideración de la Legislatura provincial en las próximas semanas. De convertirse en ley, la policía podría arrestar a quienes considere que se encuentran bajo las figuras de "merodeo, vagancia, ebriedad, drogadicción, patotas en las calles, caras tapadas, ladrón habitual".

Las alcaidías

Según explicó Stornelli, para esta norma "se crearía como autoridad de aplicación la figura de juez contravencional, que sería propuesto por el intendente y su mandato duraría igual que el de los jefes comunales".

En cuanto a la instrumentación, el ministro especificó que "cada distrito debería tener una alcaidía para contraventores y, allí, el ebrio, el drogado, debería permanecer hasta que se le pasen los efectos".

Y aclaró: "El ladrón habitual no es malo que explique qué hacía en determinada calle oscura, con todo el cuidado y control que esto requiere".

Sin caras tapadas

Uno de los objetivos centrales de la medida que se estudia es que "la policía recupere la calle". Si bien en la provincia ya existe un régimen de contravenciones, las mismas "entraron en crisis en los años 80 por excesos de la policía", explicó Stornelli.

Por otro lado, el ministro hizo hincapié en que "hay actitudes que no constituyen delito pero que, a veces, terminan dando el marco para el delito. Al no haber autoridad policial esto genera atrevimiento, oportunidades".

En ese sentido, una de las figuras que la norma consideraría como posible de arresto policial es "caras tapadas", lo cual afectaría directamente a las protestas en las cuales los manifestantes cubren sus rostros. "Creo que estar en la calle con la cara tapada debe ser sancionado como una contravención".

Igualmente aclaró que "no es la idea que las protestas sociales sean una contravención, sino algunos de sus modos y el tema por neutralizar es el perjuicio a terceros".

Ya hay críticas

Las declaraciones de Stornelli trajeron rápidas repercusiones. Al conocer el anuncio del titular de Seguridad, su par de Justicia, Ricardo Casal, puso en duda que el proyecto esté completo y dijo que "todavía hay que estudiar muchas cosas; por ejemplo, que el régimen no colisione con el Poder Judicial ni con los sistemas municipales de faltas".

Y consideró a las palabras "vagancia" y "merodeo" como "términos viejos, obsoletos".

Por su parte el fiscal de instrucción penal platense, Marcelo Romero, criticó las medidas que evalúa el Ejecutivo bonaerense y planteó que "llenar las comisarías de vagos y borrachos sólo servirá para la estadística y para los sondeos de imagen, pero nada tiene que ver con la criminalidad o con la inaudita violencia existente en todas las formas de comisión delictiva".

El fiscal agregó además que "no se trata de ganarle la calle a los de mal aspecto?, sino de prevenir el delito, desarticulando previamente su organización, y la logística y operatividad de los criminales".

Edad de imputabilidad

Sobre el proyecto del gobernador Scioli de bajar la edad de imputabilidad de menores a 14 años, Stornelli manifestó que "por sí sola, ninguna medida trae solución". Y completó que "esto debe ser acompañado del tratamiento adecuado del menor: ni encerrándolo, ni dejándolo en la calle resuelve la cuestión", ya que "el joven de 15 años de hoy no es el de hace 100 años".

Cabe recordar que la semana pasada el gobernador Scioli volvió a reclamar a la Legislatura bonaerense que acompañe el proyecto de ley que baja la edad de imputabilidad de los menores a los 14 años.

Comentá la nota