La Provincia estudia lanzar un bono por U$S 100 millones

No lo ha resuelto aún, pero -si finalmente el gobernador Celso Jaque decide lanzarlo- deberá definirlo antes del próximo 15 de setiembre. Así lo exigen los tiempos de emisión de un nuevo bono si se pretende que ingresen fondos frescos antes de fin de año.
Se podría tratar de una especie de nuevo Bono Aconcagua, pero "de bolsillo", ya que su volumen sería menor a la mitad del Aconcagua original emitido por 250 millones de dólares, durante la gobernación de Arturo Lafalla.

Jaque terminaría por adoptar la decisión si no se concreta ninguna de las alternativas de salvavidas financiero que le propuso a la presidenta Cristina Fernández, quien responderá la semana entrante. Se estima que el miércoles que viene la Nación aprobaría el adelanto de una cuota del Programa de Asistencia Financiera (PAF) por 33 millones de pesos, lo que ayudaría a cancelar el vencimiento del Bono Mendoza 18 (ex Aconcagua) por 47 millones.

Pero esto no agregaría nuevo financiamiento para la Provincia ya que el adelanto de un mes suspende automáticamente el envío del mes siguiente. Sólo ayudaría a superar el "cuello de botella" de pagos de principios de setiembre, pero el panorama anual no variaría.

El ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, confirmó que ya está haciendo gestiones preparatorias con consultoras para la emisión de este posible bono y que la intención es que los fondos que consiga no sólo se utilicen en 2009 sino también en 2010.

"Nosotros estamos estudiando todo el espectro, que incluye la emisión de un bono, para estar preparados cuando tengamos que tomar la decisión en función de los números y las proyecciones. Estamos en contacto con distintas consultoras para ver cuáles son las alternativas y tener todo estudiado al momento de la resolución para estar preparados", manifestó.

En Hacienda se estima que el eventual pago de una tasa de 12% anual (como acordó Córdoba -ver aparte-) "sería aceptable" para un bono, y se evalúa que con un préstamo bancario directo el trámite podría ser más breve, pero la tasa sensiblemente mayor.

Las necesidades de financiamiento globales de Mendoza suman los 300 millones del rojo presupuestario provincial y de los municipios, los 150 millones para obras de saneamiento de OSM y los 650 millones para viviendas mediante un préstamo de Anses a 15 años. Esto significa 1.100 millones de pesos que se podrían sumar a los 4.000 millones ya existentes.

"Son épocas difíciles donde no hay muchas alternativas para poder salir de la crisis y obviamente el endeudamiento de la Provincia hoy por hoy no es alto respecto al presupuesto, pero hay que ver todo con detalle porque son préstamos a largo plazo y obviamente constituyen un endeudamiento", dice Cerroni.

"Si uno lo distribuye en la cantidad de años en la que hay que pagarlo no es tan importante. Suena importante pero no lo es tanto en comparación con el presupuesto de la provincia (7.600 millones de pesos)", remarcó Cerroni. Y agrega que "lo de la vivienda es inversión para Mendoza y es recuperable ya que se darán préstamos y los adjudicatarios deberán devolverlos".

El titular de Hacienda tiene previsto visitar a fines de la próxima semana a la Legislatura con una estimación del flujo de fondos públicos 2009-2010. El cálculo fue solicitado por la oposición como una condición previa para analizar el acceso a un préstamo -mediante fideicomiso con fondos de la Anses- para la construcción de 7.700 viviendas en la provincia entre 2009 y 2011.

Comentá la nota