La Provincia está a punto de salir del default sin pagar un solo dólar

Los tenedores de los bonos Caracoles aceptaron sentarse a renegociar con la Provincia. Del total, el 93% pertenece a ANSES y el resto a privados. Se habría acordado que la Nación pague el capital más los intereses. Sólo 5 millones de dólares que tiene depositados en el Fideicomiso Caracoles son correspondientes a los intereses generados años atrás.

Finalmente parece que el escenario es favorable para San Juan y el Gobierno está a punto de poder salir de la calificación de cesación de pagos, rótulo que impide poder contraer créditos de la banca privada o estatal.

Es que el remanente del Bono Caracoles, deuda contraída a finales de los ‘90 para la construcción de los diques Caracoles y Punta Negra -unos 60 millones de dólares- podría ser reestructurado y que el total de esa deuda la pague la Nación.

Al respecto, el ministro de Hacienda, Aldo Molina, afirmó que "la Provincia, después de unas largas negociaciones, tiene ofrecimientos de esos acreedores que representan el 100 por ciento del capital, para reestructurar la deuda. Obviamente, va a intentar aceptar esos ofrecimientos y coordinar su accionar con la Nación para reestructurarla, ya que es el garante principal de la deuda. Concretamente, la deuda se reestructuraría a 10 años de plazo y amortizaría en 5 cuotas anuales a partir de año 6 y las partidas respectivas para la amortización correrían por cuenta de la Nación. Esta última se comprometería a incluir en los respectivos presupuestos anuales las partidas necesarias para hacer frente al pago de esa deuda reestructurada, sin cargo para San Juan. Y el aspecto más importante es que sería una reestructuración con cero cupón, es decir que no se pagaría intereses", dijo.

Solamente el Estado provincial debería pagar unos 5.800.000 dólares para facilitar la reestructuración como pago inicial a los acreedores.

Cabe aclarar que están depositados los recursos en el Fideicomiso Caracoles - Punta Negra, creado en su momento para resguardar los intereses que San Juan debía pagar, mientras que la Nación hacía lo mismo con los vencimientos de capital. Esa cuenta se creó luego que la Nación declarara el default y dejara de pagar el capital, asegurándose así el Estado provincial tener recursos a la hora de que se renegociara la deuda, como está ocurriendo ahora.

Un dato a destacar es que esta operación no afectaría las cuentas públicas, ya que los recursos que debe pagar inicialmente han venido juntándose desde hace años y la Provincia no deberá desembolsar dinero fresco para realizar el pago inicial, solamente afectará el monto total del Fideicomiso Caracoles.

Para materializar la operación, la Provincia emitiría un bono, donde la Nación se haría cargo de su amortización en los años seis al diez y la Provincia no pagaría intereses. Ese bono tendría el aval de la Nación.

Por último, el ministro dijo que "ahora lo que hay que hacer es aceptar la propuesta de los acreedores, coordinar su accionar con la Nación y celebrar un convenio que instituya esta operatoria, comunicar a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y a la caja de valores y solicitar de la Secretaría de Finanzas la reestructuración de la deuda", aclaró. GT

Comentá la nota