La provincia espera recuperar recursos fiscales en el segundo semestre

La liquidación de más de 4 millones de toneladas de granos en la finalización de la campaña agrícola con precios tonificados, apuntala la perspectiva de un mejor desempeño de la recaudación nacional y también de los fondos que recibirá la provincia.
La posibilidad de recuperar ingresos locales en el segundo semestre se basa también en el efecto que podrá tener para la economía local el impacto de un importante flujo de inversiones en infraestructura, vial, de servicios sanitarios, equipamiento y viviendas que se prometen intensificar hasta fin de año.

"Tenemos expectativas en que cambie la perspectiva que tuvimos en la primera parte del año", confirmó el subsecretario de Hacienda Miguel Aquino al analizar el informe nacional que adelantó un déficit de 50 millones de pesos al finalizar el año, para la provincia del Chaco.

En base a la reducción de la recaudación de impuestos coparticipables, el Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economías Regionales (IADER) calculó que el conjunto de las provincias tendrá este año un déficit del orden de los 11.500 millones de los que el Chaco participa con 50 millones de pesos.

"Es una suma totalmente manejable si se tiene en cuenta que tenemos un presupuesto de 5.000 millones" señaló Aquino considerando la posibilidad del diferimiento de algunos compromisos que permita un resultado equilibrado.

Soja salvadora

El desfinanciamiento final del ejercicio dependerá en buena parte del comportamiento de los recursos nacionales. Los 214 millones de pesos que se prevén recibir por el Fondo Federal Solidario, podrán llegar a los 320 según las últimas estimaciones del resultado de la campaña sojera por la recuperación de los precios internacionales.

Esta suma implicará un alivio de las finanzas provinciales en la misma proporción, ya que libera fondos del presupuesto destinados a las obras que ahora se pagarán con las retenciones a las exportaciones de soja.

Por otra parte, la inyección de unos 500 millones de pesos extra de inversión nacional en obras de infraestructura sanitaria, pavimento urbano y viviendas, terminarán dejando fondos a la economía fiscal vía los impuestos directos, los que se recaude del consumo activado por el empleo generado y por los bienes y servicios demandados por las mismas obras.

Otra fuente de expectativa para la recuperación de los recursos, está en el efecto que podrán tener en la recaudación nacional y la propia, las moratorias nacionales y provinciales, que además promueven el blanqueo de capitales no declarados, con destino a proyectos de inversión.

Ajuste preventivo

De todas formas, la provincia acredita ya la pérdida de más de 100 millones de pesos en el primer trimestre, en ingresos previstos en el Presupuesto provincial de este año. Esta creciente restricción hizo que se comenzaran a implementar una serie de medidas de contención del gasto.

Desde viáticos a consumos eléctricos se comenzaron a recortar en el marco de la literal intervención de las cajas de las diferentes jurisdicciones administrativas.

Comentá la nota