La Provincia no se endeudará para otorgar un aumento

El responsable de las finanzas provinciales descartó que el Gobierno vaya a emitir bonos.
Luego de que el Congreso aprobara la suspensión de los artículos de la ley de responsabilidad fiscal que obligaban a las provincias a mantener sus finanzas controladas, varios gobernadores ya están gestionando créditos y preparan la emisión de bonos, para cubrir el déficit que provocó la menor recaudación y los coletazos de la crisis financiera internacional.

Aunque Catamarca no decidió aún endeudarse, el ministro de Economía, Mamerto Acuña, dijo que los préstamos que puedan solicitarse no serán para solventar gastos corrientes (como un aumento de sueldos), sino para mantener el plan de obra pública del Gobierno y asegurar la terminación de obras importantes que están en ejecución.

El funcionario recordó que está en elaboración el Presupuesto del año próximo, y que tomando en cuenta los parámetros del que está vigente y la inversión prevista en infraestructura, se decidirá un eventual endeudamiento. Además, descartó que Catamarca llegue a emitir bonos.

"En función de las previsiones que se hagan en el presupuesto que estamos preparando, se establecerá alguna necesidad de endeudamiento", explicó ayer a EL ANCASTI.

Días atrás, el funcionario comentó que la Provincia había comenzado a reactivar la ejecución de obras, tras el parate obligado de algunas de ellas por la merma de recursos y difícil situación económica del primer semestre de este año.

En este marco, dijo que desde septiembre se estaban pagando certificaciones atrasadas de obras que son emblemáticas de la gestión de Eduardo Brizuela del Moral, como el acueducto, el estado de fútbol, y los nuevos edificios de OSEP y de la Administración de Juegos y Seguros.

Pero la necesidad de asegurar los fondos para otras tareas, como la ampliación de la red eléctrica y de agua potable, además de la construcción de viviendas y diques en el interior provincial, es lo que obligaría a la Provincia a recurrir a los créditos.

Acuña dijo que la posibilidad de otorgar un aumento de sueldos está sujeta a la evolución de determinados parámetros económicos que comenzaron una lenta recuperación desde mitad de año. "Solo de esa manera podríamos hacer sostenible una mejora en los haberes", dijo el funcionario.

También aseguró que con las reservas presupuestarias actuales, "está garantizado el funcionamiento normal de la Administración Pública".

Pedidos

La suspensión parcial de la normativa que ponía condiciones a las provincias sobre el gasto, posibilitó que varios mandatarios, especialmente aquellos muy complicados financieramente, avancen en la emisión de nueva deuda.

Según un informe publicado ayer por La Nación, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, recibió el permiso de la Legislatura local para emitir bonos por 1.900 millones de pesos.

Le sigue Buenos Aires, que pretende endeudarse por 1.455 millones; Mendoza ($520 millones); Río Negro ($250 millones), y Salta ($75 millones).

A estos distritos se suman los que pretenden endeudarse durante 2010, como Neuquén (650 millones de pesos) y Santa Cruz, que según menciona el matutino porteño, este año fracasó en armar un fideicomiso por $1.400 millones, del que depende su plan de infraestuctura y obra pública.

Comentá la nota