La Provincia encara la reforma de tres normativas claves

Desde febrero el ministerio de Justicia convocará a todos los actores del sistema judicial para diseñar una nueva reforma que regulará las excarcelaciones y la prisión preventiva, entre otras cuestiones

El gobierno de Daniel Scioli se fijó como objetivo de cara al primer semestre de 2009 avanzar con la modificación de tres normativas consideradas claves. La intención del ministerio de Justicia que conduce Ricardo Casal es convocar a todos los sectores a un profundo debate y lograr consensos que se traduzcan en proyectos de ley que deberían estar listos en aproximadamente tres meses para su envío a la Legislatura.

El proceso arrancará en febrero próximo y constituirá la segunda avanzada del Ejecutivo provincial en reformas judiciales, luego de que este año se avanzó con la reforma penal.

Las normas a modificar y los cambios que se vienen son detallados a continuación:

îLey de Ejecución Penal: “En estos momentos estamos citando a la mesa de diálogo para establecer los parámetros de la reforma para en el primer trimestre tener el proyecto consensuado con todos los actores del sistema judicial. Esa es la expectativa”, le dijo Casal a Hoy.

“El cambio que proponemos implica ponerse a derecho con el Fallo Verbitsky que en uno de sus párrafos dispone convocar a una mesa de diálogo para esta reforma. Ya la estamos armando y vamos a estar trabajando en ese sentido durante 2009”, acotó el funcionario de la administración de Daniel Scioli.

A partir del “Fallo Verbitsky”, se otorga la excarcelación (transcurrido un tiempo) a aquellos detenidos sin condena firme hasta tanto se concrete el juicio. Para institucionalizarlo, legalizarlo, se apunta ahora a establecer un marco normativo que permita regular las excarcelaciones y conseguir que la prisión preventiva no opere como una pena anticipada.

î Ley de Procedimiento Administrativo: se trata del decreto ley 7.647 que data de noviembre de 1970. Es la norma que regula todos los procedimientos administrativos en el ámbito del gobierno bonaerense. La intención de las autoridades es iniciar una consulta general a todos los sectores del derecho administrativo para avanzar con los cambios.

Ya existen actualmente varios proyectos en gobierno y Casal insistió en la necesidad de “modernizar la ley que tiene 37 años de vida ya que se trata de una demanda de los administrados y de expertos en derecho administrativo, de modo tal que hay varios proyectos que vamos a unificar y a discutir parta consensuar con los actores del sistema”, explicó el funcionario.

îCódigo Procesal Civil: se prevé avanzar con una reforma en los segmentos y estadios más sustantivos: prueba, recursos y ejecución de sentencias. Y abrir el debate a todos los sectores involucrados directa o indirectamente.

Al respecto, Casal apuntó que “es un reclamo de todos los jueces y abogados para mejorar los tiempos del proceso que tienen varios cuellos de botella que tenemos que modificar tratando de eliminar. Todas estas reuniones comenzarán en febrero próximo”.

“Los cambios legislativos deben ir acompañados de recursos”

Carlos Lami, presidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios Judiciales bonaerense, se mostró de acuerdo en avanzar con modificaciones especialmente en el Código Procesal Civil de la Provincia, aunque reclamó una reforma integral y que el poder político disponga recursos para que las transformaciones que se definan finalmente puedan ser puestas en marcha.

“El Código Procesal Civil no se modifica desde hace muchos años, está pendiente un proceso de cambio integral. Ahora se retocarán algunos aspectos oralizando el proceso llevando la experiencia de la Justicia de Familia a la Justicia Civil”, explicó Lami, que se mostró de acuerdo con la convocatoria del ministerio de Justicia.

No obstante, el titular de la entidad colegiada insistió en que “para estos cambios hay que disponer de infraestructura como nuevas salas de audiencia. La idea es mayor inmediación entre el juez y las partes (estar más cerca) a eso debe tender cualquier modificación”, añadió.

Lami también remarcó la necesidad de promover cambios que requieren elementos tecnológicos, mayor personal y espacio y se lamentó porque “todavía la Corte no decidió su sistema informático y por ello es importante avanzar en forma conjunta con los cambios”.

Finalmente, el magistrado bonaerense recordó que por ejemplo nunca se puso en marcha la escuela judicial que aún está en veremos. “Debe ser formativa para que los funcionarios tengan una base sólida para su posterior carrera”, insistió.

Comentá la nota