La Provincia le dijo a la Cosopper que no tiene plata para las obras hídricas

La Provincia le dijo a la Cosopper que no tiene plata para las obras hídricas
En una reunión en La Plata los vecinos hablaron con el titular de Hidráulica, Daniel Corolli, de la posibilidad que comenzara la construcción de una represa en la ciudad. Ahora buscarán dialogar directamente con el gobernador Daniel Scioli o le pedirán a la Justicia que realice un embargo preventivo.
DE LA REDACCION. El secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Pergamino, José Salauati, el director técnico de Obras Sanitarias JulioVillarreal y los integrantes de la Comisión de Seguimiento de Obras Pluviales de Pergamino (Cosopper). Juan Idróggino, Julio Hussen y Jorge Dauach asistieron a una reunión en La Plata para conversar con el director de Obras Hídricas, Daniel Corolli, sobre la construcción de una represa y colectores de agua en la ciudad. Se llevaron una sorpresa, porque después de 16 años de trabajo, un fallo judicial a su favor y los estudios respectivos terminados, les dijeron que no hay plata.

Julio Hussen, uno de los coordinadores de la Cosopper dialogó con LA OPINION relatando la odisea que vivieron la semana pasada y que terminó en un callejón sin salida. Admitió que la única opción que les queda es hablar con el gobernador Daniel Scioli o alertar a la Justicia para que realice un embargo preventivo.

“Lo que hace la comisión, después de la inundación del 95, es empezar a luchar para hacer alguna obra para prevenir las inundaciones. En el año 96, se creó una Ley que dictamina que hay que hacer todos los estudios para prevenirlas, pero nunca se cumplió; entonces en 2001, a raíz de ese incumplimiento, presentamos un recurso de amparo que perdimos en primera instancia pero ganamos en segunda. La Cámara de Casación dictaminó que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires tenía que hacer, en dos años, todos los estudios y pagar las obras para la ciudad de Pergamino”, recordó Hussen.

- ¿Qué pasó desde que se aprobó la Ley en el 96 hasta 2001?

- Nunca se hizo nada. Se hacía de acuerdo al color político que había o se aplicaban parches, en muchos casos mal porque, concretaban obras en determinado lugar pero afectaban a otro. Fue por no tener un estudio completo de la problemática en el casco urbano; por eso siempre buscamos este estudio integral. Hubo un momento en que nos encerraron las autoridades al decir que hasta que no hubiera un estudio integral no se podía hacer nada, lo cual fue bueno, pero no se hacía nada y el estudio no se concretaba.

- ¿Cómo fue la denuncia en la Justicia?

- Se presentó la Cosopper y un vecino en particular, que había sido damnificado por la inundación. En La Plata presentamos un recurso de amparo y como perdimos en primera instancia, apelamos y en la Cámara de Casación el juez no tenía justificación para no darnos como ganadores en la demanda. El juez dictaminó que la Provincia estaba obligada, en el término de dos años, a hacer todos los estudios y pagar las obras.

- ¿Qué medida tomaron cuando les dijeron que sin proyecto ejecutivo no se podía hacer nada?

- Volvimos a insistir para que se realizara una licitación para hacer el proyecto ejecutivo que sirve para saber las obras que se van a concretar. Vino la gente de Hidráulica para abrir la licitación, pero cuando se adjudicó a una empresa, surgió otro problema. El contrato para hacer el estudio lo iban a firmar Hidráulica de la provincia y la empresa y Pergamino se quedaba afuera. Entonces después de nuevas presiones, logramos que el ministro de Obras de ese momento, nos otorgara la veeduría ciudadana, que es un órgano legal relativamente nuevo, que nos da la facultad, como tercera parte, para controlar las gestiones de Provincia y de la empresa.

- ¿Se pudo avanzar en la obra?

- En realidad se terminó el estudio, recién el 5 de septiembre, después de tres años, la empresa consultora entregó el pProyecto ejecutivo a Hidráulica. Lo que falta para comenzar las obras es llamar a una nueva licitación, pagar y hacerlas.

- ¿Qué les dijeron en la reunión de la semana pasada en La Plata?

- El señor Corolli, que es el director de Saneamiento y Obras Hidráulicas, nos recibió y nos dijo que tuvieron que actualizar los montos. Antes hay que explicar que la consultora había determinado la represa como obra prioritaria y después el resto de los ramales (que colectarán agua de forma entubada para llevarla al Arroyo). Esto, dividido en tres etapas. La primera era la represa de regulación y una serie de ramales, la segunda etapa otra serie de ramales y en una tercera el resto de los ramales. Corolli nos presentó esta serie de ramales que están proyectados para la primera etapa, pero lo que nosotros necesitamos en primera instancia, determinado por la consultora, es la presa de regulación que, según la empresa, cuesta 105 millones de pesos y la primera etapa de los desagües 36 millones. Corolli nos dijo que, en este momento, esos ramales de 36 millones salen 64, la represa que salía 105, hoy cuesta 300 millones de pesos y entonces afirmó que lo único que podrían hacer es la primera serie de ramales. Por otra parte, dijo que ni siquiera tienen los 64 millones de pesos que se necesitan, pero que podrían salir a buscarlos con un fondo fiduciario o en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

- ¿Cómo les cayó la respuesta de Corolli?

- Tanto Hidráulica como la empresa venían trabajando en esto y una vez que la empresa se lo entrega a la Provincia, ya sabían que iban a tener que licitar las obras y los montos necesarios, más allá de que estén actualizados. Sabíamos que esta obra costaba 300 millones de pesos e Hidráulica asegura que ahora sale 500, pero que no tienen ni los primeros 64 millones.

- ¿Cuándo les pasaron el primer presupuesto?

- A mediados del año pasado.

- ¿O sea que en seis meses aumentó el costo de la represa un ciento por ciento y el de los ramales un 200 por ciento?

- Según ellos fue así. Dijeron que un metro de hormigón, que la empresa estipuló en 300 pesos, Hidráulica lo consigue a 1.200. Pero nosotros no reparamos en el costo, porque hay una sentencia firme y la Provincia está obligada a hacer el proyecto ejecutivo y las obras.

- En definitiva el funcionario les dijo que no se podía hacer la obra.

- No exactamente, nos planteó que lo único que se puede hacer ahora son los ramales, pero nosotros no nos conformamos con esto.

- ¿Los ramales son suficientes como obra hidráulica para que no haya más riesgos de inundación?

- No, si no está la represa no sirve de nada. Son dos obras que se complementan. Con la represa lo que se hace es cortar el caudal de agua que va al Arroyo. Lo que le pedimos a Corolli fue que revieran la medida, porque no nos sirve. Estaríamos generando un problema porque si se hacen los ramales, el agua llegará más rápido al Arroyo y se va a llenar de agua la ciudad. Cuando el Arroyo está lleno, estos conductos no van a poder llevar el agua hasta allí y se haría un retroceso y volvería a la ciudad. O sea que la obra sería perjudicial. Por eso es prioritaria la represa, para cortarle el agua al Arroyo. Mientras tanto, lo demás se puede hacer en etapas, porque tampoco se puede destripar la ciudad (por las excavaciones necesarias para poner los colectores).

- ¿Qué pasó cuando le mencionaron el fallo judicial?

- Corolli dijo que el proyecto le parece bárbaro desde lo técnico, pero que no puede decidir sobre la parte económica, eso corresponde a la ministra de Infraestructura o al gobernador. Por eso queríamos hablar con la ministra, pero ella nos derivó a Corolli. Tampoco tenemos la obligación de aceptar lo que proponen, vamos a pelear hasta lo último para que se respete la sentencia. Corolli quedó en contestarnos lo que le decía la ministra sobre si se podía rever la propuesta. En caso de que diga que esto es lo único que se puede conseguir, tenemos dos opciones, ir a verlo al gobernador y tratar de que nos entienda, o notificar a la Cámara de Casación y que por su cuenta haga un embargo preventivo y obligue al Gobierno de la provincia a pagar las obras.

Comentá la nota