La Provincia dice que la inversión en obras crecerá un 20%

Así lo anticipó a EL SIGLO el titular del área en Tucumán, Oscar Mirkin, quien señaló que ese monto representa un incremento en la inversión de un 20 por ciento en comparación con 2009. Optimismo frente a la multimillonaria deuda con las constructoras.

La "vedette" indiscutible de su gestión le trajo algunos dolores de cabeza al gobernador José Alperovich en el último tramo del año en curso.

Los retaceos de fondos de la Nación se tradujeron en una multimillonaria deuda con las empresas constructoras, lo que produjo una desaceleración en el ritmo de obras públicas. La situación obligó a sancionar una ley que permita estirar los plazos de ejecución de los trabajos, achatando la curva de inversión, para evitar que las contratistas terminen paralizando los proyectos, cuya consecuencia directa sería la pérdida de numerosos puestos de empleo.

Pese a este complicado escenario, el secretario del área, Oscar Mirkin, auguró que "2010 será un buen año" y estimó que la inversión en obras públicas se incrementará en más un 20 por ciento en comparación con el año que termina.

Durante una entrevista con EL SIGLO, el funcionario informó que "desde 2003, cuando se inició la actual gestión, a la fecha, se invirtieron aproximadamente 5.500 millones de pesos en obras públicas en Tucumán".

Además, señaló que el monto de ejecución de obras en 2009 superó los 1.500 millones de pesos, con inversiones principalmente destinadas a la construcción de viviendas, con fondos no reintegrables de la Nación, trabajos viales y obras hídricas, en ese orden de relevancia. "Estamos muy satisfechos con lo realizado", subrayó.

Prevén un fuerte incremento

Mirkin anunció a este diario que "habrá un incremento interesente para obras en 2010, tanto en lo presupuestado, como lo que se dé desde la Nación cómo fondos no reintegrables. Tenemos la seguridad de que 2010 será un muy buen año, de crecimiento y mucho trabajo", subrayó.

Precisó que "en total, la Provincia tiene presentados proyectos de obras para 2010 por encima de los 1.000 millones de pesos, de los cuáles 200 millones pertenecen a Vialidad y estarían aprobándose entre febrero y marzo, además de varios planes para la construcción de viviendas y escuelas".

Según estimó el Secretario de Obras Públicas de la Provincia, "en la sumatoria, seguramente se superará en un 20 por ciento a lo invertido en 2009, por lo que la inversión en obras durante 2010 podría superar los 1.800 millones de pesos".

Mirkin recordó que, la semana pasada, junto a otros funcionarios provinciales, se reunió en Buenos Aires con el titular del área en el plano nacional, José López, "quien informó que se invirtieron 26 mil millones de pesos en obras en el país en 2009 y anunció que en 2010 el monto de inversión trepará a los 33 mil millones de pesos, a los que se sumarán otros 7 mil millones a partir de las retenciones a las exportaciones de soja".

El funcionario alperovista destacó que de esos últimos recursos, "a Tucumán le corresponderían alrededor de 300 millones de pesos, que deberán aplicarse exclusivamente a la ejecución de obras públicas, lo que se garantizará con la realización de auditorías y controles".

La deuda con las empresas

Por otro lado, el funcionario se refirió a la norma sancionada la semana pasada en la Legislatura y sostuvo que esa herramienta le permitirá al PE "disponer de plazos e instrumentos para prolongar plazos de obras y achatar las curvas de inversión hasta tanto la Nación regularice la deuda que mantiene con la provincia y que, a su vez, esta tiene con las empresas constructoras, por un monto que ronda los 300 millones de pesos".

En este sentido, indicó que, en la audiencia que mantuvo días atrás con López, éste se comprometió a regularizar esa deuda hasta marzo de 2010.

Mirkin recordó que la finalidad de la ley aprobada en la última sesión del año por la Legislatura "permitirá a las empresas que por su situación financiera, como consecuencia de la deuda que mantienen la Nación y la Provincia, estén imposibilitadas de cumplir con los plazos previstos, contar con la facilidad de poder demorar la culminación de los proyectos sin ser sancionados, como venía ocurriendo. Esto se trata de poner fin a una situación de injusticia, porque los retrasos en la finalización de los trabajos son la consecuencia de la deuda que tanto la Provincia como la Nación mantienen con las empresas, deuda que es reconocida y que comenzará a saldarse", argumentó.

Sobre el mismo tema, destacó que "con este instrumento, todas las empresas podrán seguir trabajando, manteniendo la mano de obra, y, seguramente, con la cancelación de la deuda no será necesario seguir implementándolo. Inclusive, si Dios quiere, es posible que ni siquiera haga falta apelar a esa herramienta", vaticinó.

El Secretario de Obras públicas reconoció que "es probable que se presente una desaceleración en el sector de obras en los primeros meses del año debido a la deuda que mantiene el Estado con las constructoras, por un lado, y, por otro, a la posibilidad de que se presenten condiciones climáticas adversas, con tormentas, que es un factor que incide negativamente e impide trabajar al ritmo deseado".

De todos modos, insistió en que "la inversión será muy importante y seguramente el año será mejor que 2009 en esta área tan importante. Con el compromiso de Provincia y Nación de acortar las deudas en primer semestre de 2010, se saneará completamente la situación para planificar nuevas obras", recalcó.

Beneficios de la construcción

Para finalizar, Mirkin destacó la importancia de la construcción "como un gran generador de mano de obra y, además, un factor que incide positivamente en el sector del comercio y de la industria".

Al respecto, recordó que "Tucumán cerró el último trimestre del año con un 8 por ciento de desocupación, contra el 25 por ciento de desempleo que había en 2003, cuando se inició la gestión de José Alperovich, a partir de la obra pública como uno de los pilares fundamentales en esta mejoría. El año 2009 fue muy difícil por la crisis financiera mundial y nacional, pero dentro de todo Tucumán supo sobreponerse a estas condiciones y no se detuvo el ritmo de obras", concluyó.

Comentá la nota