La Provincia destina el 60% de sus ingresos al pago de salarios.

Los gastos en personal subieron 28%. Jaque, desde noviembre de 2007 hasta julio de 2008, ingresó a planta 15 empleados por día. Cobos, entre 2003 y 2007, sólo 8. Eso explica, en parte, el desequilibrio fiscal previsto para este año.
En este año de cuentas en rojo para Mendoza, de cada diez pesos que ingresan a la Tesorería, seis se los llevan los sueldos de los empleados públicos.

Esta ecuación marca un récord. El impacto de la planta de personal en relación con los ingresos es el más alto de los últimos siete años y la Provincia podría volver, a este ritmo, a la relación de finales de los años noventa, en donde se llegó a destinar casi el 70% de los recursos para salarios.

El impacto de los gastos en sueldos sirve para explicar varias de las medidas que Celso Jaque está buscando implementar para equilibrar el rojo fiscal, que está estimado en $500 millones como mínimo.

Pero también desnuda una de las causas del desequilibrio en las cuentas públicas de este año, no sólo atribuible a la caída cierta de la recaudación como batallan los funcionarios.

El grupo consultor Inversiones y Finanzas, que conduce el ex ministro de Hacienda Enrique Vaquié, fue uno de los especialistas que pusieron este tema en el centro.

"La partida personal se ha visto incrementada en un 28,33% respecto de igual período del 2008, en tanto que la partida 'locaciones de servicio' creció el 16%. Un incremento como el apuntado no es consistente con los aumentos negociados durante el segundo bimestre del año (cerca del 10% promedio). Con esto, dicho crecimiento puede obedecer a incrementos en la cantidad de contratados, mayor liquidación de adicionales o una combinación de ambos", analiza en un estudio dado a conocer hace diez días.

Según datos aportados por el ministerio de Hacienda, al 31 de julio del 2009 se les pagó el sueldo a casi 85.000 estatales (80.396 de planta y 4.272 contratados).

Hace nueve meses, los empleados de planta eran 76.224 y los contratados 5.000, según la misma fuente.

En consecuencia, desde noviembre del 2008 hasta este viernes, el personal de planta aumentó a un ritmo de 15 empleados por día, contando los feriados.

Otra marca rota. Julio Cobos, en cuyo gobierno se comenzó a marcar la tendencia hacia arriba de los ingresos de personal, hizo ingresar entre 2003 y 2007 ocho empleados nuevos por día.

En el 2003, el Estado utilizaba $855 millones para sostener a unos 70.000 estatales, lo que representaba el 48% de recursos corrientes.

En lo que va del 2009 ya se han destinado $3.600 millones para sueldos, de un total acumulado de $5.500 millones de ingresos de carácter nacional y provincial. Es decir, el 58,6%.

"El porcentaje es alto, la ecuación (de la relación entre los gastos de personal y los ingresos) no es buena. Pero hay que entender que el Estado no es una empresa privada", defiende la situación el subsecretario de Hacienda, Mario Granado.

Poca mejora en los servicios

Los empleados públicos se han acumulado de a miles en los últimos años y sólo durante los cuatro años de Cobos se crearon 10.800 nuevos cargos.

Pero ¿eso significó que en el mismo lapso mejoraran los servicios de educación, salud o seguridad, para tomar los más básicos?

La respuesta es clara. Aunque Granado tenga otra apreciación.

"Creemos que sí. Hay un crecimiento vegetativo de la población y mejores prestaciones en algunos casos, aunque peores en otros. Los centros de salud están atendiendo el doble de horas que meses atrás. Está el caso de los hospitales con los casos de la pandemia. Hay muchos más policías custodiando zonas por donde antes nadie pasaba. Todos son nuevos requerimientos que vamos incorporando", dijo el funcionario.

Según el número dos de Hacienda, los últimos ingresos de personal se explican en "los remplazos docentes, en el ingreso de policías y penitenciarios, y en los refuerzos en Salud por la gripe A".

Hasta la soja paga sueldos

El aumento del gasto en la planta de personal, no es el único dato a tener en cuenta para entender por qué la provincia este año afronta un desequilibrio fiscal importante. Entre los argumentos que se esgrimen a nivel oficial, se pone al tope de la lista la caída tanto en la recaudación como en el nivel de actividad económica. Y la realidad acompaña esas afirmaciones. El Presupuesto 2009 pautó un incremento en los recursos corrientes de origen provincial (impuestos como el Inmobiliario y el Automotor) del orden del 22 por ciento. Comparado con el primer semestre del 2008, la recaudación de impuestos creció sólo un 3,4 por ciento.

Pero hay otros elementos que explican, junto al crecimiento de los gastos en personal y a la baja en el cobro de impuestos, por qué Mendoza está entre las cinco provincias con mayores desequilibrios financieros del país.

Uno de estos puntos es la sobreestimación de recursos que se realizó en el Presupuesto 2009. Sobre todo en lo referido al rubro "recursos de capital". Éstos son los ingresos por reembolsos nacionales de obras públicas, entre otros. En este ítem, se planteó que este año ingresarían a la Tesorería $222 millones, un 720 por ciento más de lo que se recaudó en el 2008.

Hasta el momento sólo se recaudaron allí $50 millones, que además corresponden a los ingresos no esperados por la distribución de los retenciones a la soja. Ese dinero está destinado a hacer obra pública. Pero ya se sabe: Celso Jaque pedirá autorización para gastarlo también en sueldos.

Comentá la nota