Provincia desplaza a procuradores fiscales

Se trata de 22 profesionales cuyo mandato fue revocado luego de una auditoría realizada por la Fiscalía Tributaria Adjunta. Es la primera vez en 10 años que se produce una remoción de estas características y no se descarta una segunda tanda.
El gobierno provincial autorizó la remoción de 22 procuradores fiscales. La decisión llegó tras conocerse los resultados de una auditoría encarada por la Subsecretaría de Fiscalía Tributaria para evaluar la situación de los más de 220 procuradores que se desempeñan en el ámbito provincial, muchos de los cuales llevan más de 30 años trabajando para el Estado.

Los profesionales removidos ejercían en distintas jurisdicciones; la mitad de ellos en la Capital, y el resto en distintas ciudades del interior provincial, como Carlos Paz, Bell Ville, La Carlota, etc.

El motivo del desplazamiento difiere según cada caso. Por ejemplo, entre los desplazados se encuentra la ex legisladora provincial de la UCD, Laura Rodríguez Machado, quien le había manifestado a las autoridades provinciales su deseo de ser desafectada de la responsabilidad. En otros casos, se debe a la falta de celeridad en la tramitación de las causas, o en la detección de algún tipo de irregularidad en el desempeño de la tarea encomendada.

Desde la Fiscalía Tributaria Adjunta señalaron que la decisión de revocar el mandato a los 22 letrados obedece a cuestiones netamente operativas, descartando cualquier motivación política. Asimismo, adelantaron que podrían producirse nuevos cambios en el padrón de profesionales que se desempeñan en el ámbito provincial.

Cabe destacar, que la última remoción de procuradores fiscales por parte de la Provincia se produjo en 1997. Desde entonces, no se habían producido cambios en el plantel de profesionales que representan al Estado en la gestión de cobranza de los tributos provinciales impagos, multas por infracción a las leyes impositivas y las impuestas por organismos o reparticiones provinciales (incluidos los organismos descentralizados).

La designación de los procuradores, como así también la revocatoria de su mandato, es facultad exclusiva del Ejecutivo provincial.

En la Municipalidad

En el ámbito municipal, la Dirección de Procuración Fiscal también llevará a cabo una auditoría general a mediados de año, con el objetivo de evaluar el de-sempeño de los procuradores (unos 150) que trabajan para el municipio. En caso de detectar algún tipo de irregularidad se aplicarían sanciones, que podrían derivar en la remoción de los profesionales.

Por otra parte, también se procederá a normalizar la situación de unos 40 procuradores cuyo mandato fue revocado durante la gestión del ex intendente Luis Juez, pero que aún conservan en su poder la cartera de causas que estaban tramitando. En primer lugar se les solicitará que voluntariamente cedan dichas causas a otros profesionales. De no conseguir el cometido, se procederá a tomar otras medidas.

La última remoción de procuradores fiscales por parte de la Municipalidad se concretó durante la anterior administración. Juez desplazó a unos 60 letrados que habían sido designados por el ex intendente Germán Kammerath. Luego, dio marcha atrás y reincorporó a 20.

Comentá la nota