La Provincia le desea suerte a Jure en su reclamo por casas

La delegada Arias dijo que el Gobierno nacional hace tiempo que viene haciendo promesas de viviendas que después no cumple. El intendente acordó con funcionarios un mecanismo que saltea a Schiaretti
La Provincia le deseó ayer suerte al intendente Juan Jure en su reclamo por reactivar los planes de viviendas prometidos por la Nación para Río Cuarto.

"Cuesta creerle hoy al Gobierno nacional. Espero que Jure tenga mejor suerte que otros intendentes", dijo a PUNTAL la delegada regional, Marisa Arias.

Jure acordó con funcionarios nacionales un mecanismo de relación directa entre la Nación y el Municipio para la puesta en marcha de los planes habitacionales.

El mecanismo en cuestión no tiene en cuenta a la Provincia, cuyo gobernador es Juan Schiaretti, como sí ocurrió con los programas anteriores.

En rigor, el intendente se reunió con el subsecretario de Recursos Hídricos, Fabián López, con quien acordó un mecanismo directo para la construcción de viviendas que será definido la semana próxima con el subsecretario de Vivienda, Luis Bontempo.

En la ciudad, hay 690 casas que están frenadas. Las 602 de la CGT que ya están licitadas pero cuya construcción nunca comenzó y las 88 del Cispren que también se encuentran paralizadas.

El intendente se ha puesto como meta reactivar esos planes habitacionales y para ello viajó a Buenos Aires en busca de financiamiento.

Y la modalidad que le ofreció la Nación es tener un mecanismo directo con el Municipio.

"Que se busque la modalidad que se quiera pero que las casas prometidas lleguen de una vez por todas", dijo la delegada Arias.

Y acotó: "Esa misma promesa le hizo la Presidenta al gobernador en la primera audiencia que tuvieron. Ojalá se cumpla".

"Cuesta creerle hoy al Gobierno nacional, por lo que ha demostrado hasta el momento. Es como pecar de ilusos", señaló.

Y añadió: "Espero que Jure tenga mejor suerte que otros intendentes. Nosotros vamos a seguir acompañándolo en lo que haga falta".

Ayer, el secretario de Desarrollo Urbano, Claudio Miranda, definió en Buenos Aires una lista de prioridades en cuanto a obras públicas que se harán en la ciudad.

"Hemos acordado con la Nación cuáles serán las obras prioritarias para la ciudad. En primer lugar figuran los desagües pluviales, entre ellos los de los barrios Fénix y sur y, en segundo lugar, la planta de tratamiento de líquidos cloacales", señaló.

Y agregó: "Luego le siguen el gasoducto del Parque Industrial, las obras de pavimento, cordón cuneta y bacheo, la red de cloacas del barrio Valacco, la tercera etapa del Edecom y la cancha de hockey".

Miranda señaló a continuación que un capítulo aparte lo constituyen las viviendas: "La semana que viene nos reuniremos con el subsecretario Bontempo para avanzar en los detalles del mecanismo de relación directa entre la Nación y el Municipio".

"Este mecanismo será implementado en la ciudad a manera de prueba piloto. De ahí la importancia que tendrá la próxima reunión con Bontempo", manifestó.

Las viviendas es uno de los principales reclamos. En la ciudad hay un déficit habitacional de 6 mil casas.

Ponen a disposición de la Nación 1.000 lotes

El secretario de Desarrollo Urbano, Claudio Miranda, dijo ayer a PUNTAL que el Municipio puso a disposición de la Nación los 1.000 lotes existentes para la construcción de viviendas en la ciudad.

"Le dijimos que tenemos más de mil terrenos para hacer viviendas y los pusimos a disposición del Gobierno nacional", señaló el funcionario municipal.

Miranda también informó que la semana que viene será la reunión con el subsecretario de Vivienda, Luis Bontempo, para definir el mecanismo directo en materia habitacional entre la Nación y el Municipio.

Sostuvo que "con ese mecanismo, Río Cuarto se convertirá en una suerte de prueba piloto" de ese esquema.

A diferencia de otros años, el mecanismo acordado no le da participación al Gobierno provincial.

Comentá la nota