La Provincia decidió volver a su propio sistema para medir la inflación.

El gobernador Celso Jaque decidió que la Dirección de Estadísticas reanude la difusión de cifras de la economía en remplazo del cuestionado INDEC. Mendoza recupera sus mediciones locales.
El gobernador decidió que la Dirección de Estadísticas de Mendoza comience a difundir por internet todos los resultados de sus mediciones, fundamentalmente el de la inflación, coincidan o no con el que dé a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Desde hace dos años y medio, el Índice de Precios del INDEC está "bajo sospecha" y aunque el número que está dando últimamente el INDEC ya no difiere tanto del que aporta el sector privado, la nueva postura de Celso Jaque merece una lectura política particular, porque le otorga cierta independencia respecto al Ejecutivo nacional, libertad que no tuvo durante este año y medio de gestión.

Es más, en este tema fue Julio Cobos, siendo gobernador pero ya candidato a vicepresidente de los Kirchner, quien se le rebeló al ex presidente avalando la elevada inflación que defendía por entonces la directora de la DEIE, Patricia Giménez. De todas formas, la sangre no llegó al río.

Ahora Jaque también cambió. "El gobernador fue serio cuando dijo ‘vamos a escuchar el mensaje de las urnas’, está dispuesto a hacer un cambio profundo de la política y eso es lo que nos ha pedido. Este es uno de ellos", aseguró el ministro de Producción, Raúl Mercau.

Mercau, de quien depende la DEIE, remplaza desde hace pocos días a Guillermo Migliozzi, uno de los funcionarios removidos tras la derrota electoral del PJ, quien siempre aceptó sin reparos lo que informó el INDEC acerca de la situación en la provincia.

Por esa razón, al ingresar a la web de la Dirección de Estadísticas (www.deie.mendoza.gov.ar) y pretender obtener el índice de inflación, el sistema directamente remitía al porcentaje que tuviera el INDEC.

Desde diciembre de 2007 ha sido imposible tener la inflación que surgiera en Mendoza, desde su propia Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas y según el relevamiento de datos que se realiza bajo la dirección de María Inés Crisafulli, quien permanecerá en ese lugar.

Desde el martes, el INDEC marcha hacia algunas tibias reformas ejecutadas por Cristina Kirchner, que fueron escuetamente adelantadas la semana pasada a Jaque y Mercau por el ministro de Economía nacional, Amado Boudou.

"Los cambios anunciados nos parecen muy positivos. En nuestro viaje a Buenos Aires le manifestamos a Boudou nuestra intención de mejorar la calidad de la información económica que brindamos desde la provincia y el ministro nos dijo: ‘Quédense tranquilos que nosotros estamos en la misma dirección’", relató Mercau.

–El cuestionado organismo nacional pasará a la órbita de Economía, pero seguirá bajo el control de un hombre del polémico Guillermo Moreno, quien venía ejerciendo una especie de intervención. ¿Qué opina?

–Eso es cosmética, tiene que ver con la viabilidad política de estos cambios, pero el jefe será Boudou.

–¿Qué pasará si la DEIE obtiene una cifra de inflación muy distinta a la que informe el INDEC? ¿La defenderá aún a costa de que pueda generar problemas con la gestión Kirchner?

–Vamos a difundir nuestra información, entre ella el relevamiento de precios. Lo que hay que tener en cuenta es que no será un índice exacto y por eso todavía estamos viendo bien la manera como lo vamos a presentar. Hay ciertos precios que no relevamos nosotros y nos los remite el INDEC, pero en esos casos lo vamos a aclarar.

Comentá la nota