La provincia decidió disponer de más de 1.500.000 hectáreas para desmontar

Siete meses después de la aprobación de la Ley Provincial de Ordenamiento Territorial el Gobierno presentó ayer la reglamentación y el mapa por el cual se indica cuáles zonas de la provincia se conservarán, cuales serán para aprovechamientos forestales, y cuales para desmontar. Según el pintado del mapa, 1.294.778 hectáreas serán superficies en las que no se permite el desmonte ni el aprovechamiento forestal.
Para la categoría II, amarilla, se dispusieron 5.393.018 de hectáreas. En esta zona se permite el aprovechamiento forestal, no así los desmontes. Mientras, se distribuyó 1.592.366 hectáreas en la Categoría III, verde, zona en la que se permite el desmonte.

Estas se suman al 1.900.000 hectáreas desmontadas que actualmente tienen actividad agrícola o ganadera en la provincia.

Mientras esta presentación se llevó adelante, cabe recordar que existe un recurso legal presentado ante la Corte Suprema de Justicia para declarar la inconstitucionalidad de la ley.

En el decreto Nº 2785, por el cual se reglamenta la Ley provincial, se estableció que las informaciones del Ordenamiento Territorial serán utilizadas para ponderar distintos criterios de sustentabilidad ambiental. La información se encuentra en un Sistema de Información Geográfico (SIG), que será la referencia "obligada" para la elaboración de los planes que se presenten en las distintas categorías.

No obstante la presentación del mapa, el artículo 18 la reglamentación sostiene que "la representación cartográfica de las tres categorías de conservación es meramente indicativa", por lo que los planes de ordenamiento deberán confeccionarse según la información del SIG administrado por la autoridad de aplicación.

Una de las críticas que se sostenían en torno a la ley de ordenamiento provincial fue la prórroga de tres años para aquellas autorizaciones de desmontes que se otorgaron antes de la aprobación de la Ley Nacional de Bosques Nativos, en 2007, y por la cual se suspendieron los desmontes en todo el país. Con la reglamentación, se cumple con ese principio y se indica que aquellas autorizaciones de desmonte "cuyas propiedades se encuentran alcanzadas por distintas categorías de conservación, se realizaran en el área de menor valor de conservación".

Con respecto a las que están en la categoría II, para aprovechamiento forestal, se indicó que el desmonte será del 100% superficies de hasta 100 hectáreas, de un 50% en propiedades de menos de 500 hectáreas, y hasta cubrir el 25% de la propiedad o completar 2500 has en superficies mayores a 500 hectáreas que se encuentren en la zona que en el mapa es amarilla.

Comentá la nota