La Provincia deberá alojar a las personas en "situación de calle"

En la última sesión del año, la Legislatura bonaerense convirtió en Ley un proyecto que obliga a la Provincia a crear un programa de asistencia integral para personas en situación de calle, cuyo objetivo será localizar, empadronar, brindar asistencia médica y alimentaria, y habitacional transitoria, para las personas de todas las edades y sexo, logrando su reinserción social.
De esta forma, el estado provincial deberá contar obligatoriamente con un equipo interdepartamental e interdisciplinario con el fin de definir políticas de viviendas, de seguridad social, de salud, de empleo y de educación, que afecten a las personas que viven en la calle. Además, tendrá que crear un servicio móvil de atención social destinado a brindar una respuesta inmediata a las personas que se encuentren en esta situación.

La iniciativa fue elaborada por la senadora Estela Prunotto quien fundamentó que el programa “prevé la creación de mecanismos que solucionen la indigna vida que llevan adelante las personas en esta situación”.

“Es preocupante, el impacto que produce la situación de calle en personas que, producto de innumerables conflictos sociales e individuales, se encuentran libradas al desamparo total y en cuyo auxilio debe acudir el estado provincial en forma imperativa, a fin de universalizar y optimizar los recursos destinados a las políticas públicas”, explicó la legisladora.

Además, el programa obliga al ejecutivo bonaerense a crear el servicio social de atención gratuita que se desarrollará a través de la puesta en función de una línea entrante gratuita (0-800) que ofrecerá recepción y resolución de demandas de atención de personas en situación de calle, riesgo social y derechos vulnerados. El servicio deberá funcionará todos los días de la semana y a toda hora.

También se creará el servicio móvil de atención social, a través de la instalación de centros logísticos de unidades móviles equipadas con profesionales, operadores sociales y provistos de elementos de primera necesidad que permitirá mejorar la capacidad de detección y diagnóstico de las poblaciones en situación de calle o riesgo social.

Vale aclarar que son consideradas personas en situación de calle, aquellas que “carecen de residencia, pernoctando diariamente a la intemperie o que se encuentran en una situación socio- familiar vulnerable, sin ingresos, ni trabajo y, en situación de exclusión social”.

Finalmente, se establece que la Provincia deberá fomentar convenios con empresas y organismos públicos y privados con “amplia sensibilidad social”, en pos de facilitar la implementación de dicho programa. También se creará una “cuenta especial abierta” a fin de recibir donaciones que serán destinadas exclusivamente al financiamiento del mismo.

Comentá la nota