La Provincia convocó a una reunión a municipales en conflicto.

Buscarán destrabar los problemas originados en reclamos salariales a los cuales ningún municipio puede dar respuesta.
El secretario general de la Federación de Sindicato de Trabajadores Municipales (Festram) Juan Carlos Almada, confirmó ayer que el ministro de Gobierno, Adán Bahl, lo convocó a un encuentro que se realizaría el lunes con el objetivo de "acercar posiciones".

Del encuentro participarían los secretarios generales de los sindicatos de Gualeguaychú, Concepción del Uruguay y Concordia; los ministros de Gobierno y de Economía, Diego Valiero, y Almada.

Desde el gobierno provincial se había dejado trascender que se convocaría a esa reunión al titular de una de las dos federaciones de sindicatos provinciales, justamente la que mantiene la postura más dura en los conflictos salariales con intendentes del justicialismo.

El caso que puso sobre el tapete la situación fue el de Gualeguaychú, donde el sindicato local, enrolado en la Festram, lleva adelante un paro por tiempo indeterminado de acatamiento casi total, que dejó a esa ciudad del sur provincial sin servicios esenciales como recolección de residuos o inhumaciones.

Ante esta situación, el gobierno provincial decidió asistir a las comunas que estén en ese trance con personal provincial; a la vez que comunicó que tanto la Provincia como los municipios gobernados por el justicialismo no podrán dar aumentos salariales hasta que se modifique la situación de crisis.

En este contexto, hubo varios intendentes que manifestaron su disconformidad con el accionar gremial, especialmente con el sector liderado por el diputado justicialista Almada. En cambio, la otra federación, encabezada por el titular del sindicato municipal de Paraná y también diputado provincial Hugo Vázquez, aparece como menos beligerante.

En estos momentos, existen conflictos con los trabajadores municipales de Gualeguaychú, Concordia, Concepción del Uruguay y Santa Ana, cuyos sindicatos locales responden a la conducción de Almada.

Ayer el jefe comunal concordiense, Gustavo Bordet, señaló que los problemas de su administración "son comunes a todos los municipios" y advirtió que "tocar un porcentaje destinado a aumentos de sueldo implicaría poner en riesgo las finanzas municipales".

Durante el ejercicio 2008 el pago de sueldos del municipio concordiense requirió del 63% del total de recursos municipales, y este año, sin que hubiera aumentos, va a representar el 68%, ejemplificó.

En declaraciones al programa El pulso de LT 14, Bordet manifestó su deseo de "circunscribir el conflicto a un tema de política salarial, un tema económico que puede tener una solución en base al consenso, pero nunca en base a medidas extremas que coarten la prestación de los servicios públicos". Y explicó: "Los intendentes siempre mantuvimos un diálogo respetuoso con las agrupaciones gremiales", sin embargo denunció que recibió algunas "declaraciones agraviantes", y señaló que no les dará importancia, ya que su objetivo es enfrentar el conflicto "por las vías que tienen que ser".

"Apelamos a la responsabilidad de la dirigencia sindical para que se entienda cuáles son los procesos que están viviendo nuestras ciudades, las provincias y el mundo en un marco donde no hay aumentos salariales, ni en el sector privado, ni en la Provincia, ni en la Nación", añadió. En ese sentido, también dio cuenta de la caída del empleo privado que se registra en numerosas actividades económicas.

Almada cuestiona. Por su parte, Almada cuestionó a los intendentes que el martes se reunieron con el gobernador Sergio Urribarri. "Es la primera vez en mi vida, y voy a cumplir 39 años de municipal, que veo que los intendentes se cobijan al lado del gobernador... Nos decían que eran autónomos cuando les pedíamos en los municipios los aumentos de sueldo que daba la Provincia, pero parece que se olvidaron de esa autonomía", indicó.

Almada reconoció la caída de la recaudación que impacta en los gobiernos nacional y provincial. "El Estado provincial está mal, y yo sé que está mal. Pero las municipalidades ahora están mejores que la Provincia, y ellos cuando el Estado provincial ha estado bien y ha dado algún aumento y hemos ido detrás de ese aumento, nos han dicho no", insistió para justificar los planteos salariales.

El dirigente destacó que los presidente municipales deberían hacer "un esfuerzo para con sus trabajadores" porque desde hace años "vienen postergados", agregó.

Almada cuestionado

Durante el encuentro de los intendentes realizado el martes quedó expresado el malestar que existe con el diputado provincial Juan Carlos Almada.

Según trascendió, varios intendentes le reclaman al legislador oficialista que tenga una actitud más contemplativa, ya que conoce las finanzas de los municipios, gobernados en su mayoría por justicialistas, al igual que conoce los números provinciales. Recordaron incluso que votó a favor del presupuesto vigente al ser tratado en la Cámara de Diputados.

Comentá la nota