LA PROVINCIA CONSTRUIRA LAS PRIMERAS VIVIENDAS SOCIALES BIOCLIMATICAS

El Instituto de la Vivienda presentó ayer el programa de Construcción de Viviendas Sociales Bioclimáticas, un proyecto que permitirá incrementar el cuidado del medio ambiente disminuyendo la utilización de recursos no renovables.
Al anuncio del programa lo formalizó el titular del Instituto, Carlos Pisoni, quien destacó la relevancia de la iniciativa que "posibilitará a la Provincia construir masivamente este tipo de viviendas muy pronto". La puesta en marcha de este plan se iniciará en el distrito de Tapalqué, con la construcción de cuatro viviendas y con la asistencia del Instituto de Estudios del Hábitat de la Universidad Nacional de La Plata (IDEHAB-UNLP) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), además del propio municipio y el Instituto.

El Programa es "una experiencia de vanguardia en territorio bonaerense, y marcará un paso fundamental en la construcción de soluciones habitacionales sociales ecológicas a gran escala en el futuro", consideró Pisoni.

En ese sentido, también resaltó que el "gobernador Daniel Scioli siempre insiste con estas iniciativas que atañen al cuidado y la preservación de los recursos naturales. Nosotros venimos trabajando de una manera increíble junto al municipio, donde ya está funcionando un complejo único para la atención de adultos mayores en América latina".

El convenio marco que permite poner en marcha las primeras viviendas sociales "ecológicas" de la provincia de Buenos Aires se rubricó hoy entre el titular de Vivienda y los representantes del INTI, Mario Martínez; el presidente de la UNLP, Gustavo Aspiazu; el Decano de Arquitectura de la UNLP, Néstor Bono y el intendente de Tapalqué, Gustavo Cocconi.

EL PROYECTO

Las nuevas viviendas estarán financiadas totalmente por el Instituto; aunque el municipio también aportará fondos para en las diferentes etapas que implica el proyecto.

Las mismas contarán con un revestimiento especial y espacios diseñados para lograr una disminución del consumo de recursos no renovables. Las paredes permitirán la conservación del frío y el calor según las diferentes orientaciones del sol y del viento en las diferentes superficies.

Ademán el proyecto contempla que en el futuro se puedan incorporar a los prototipos nuevos diseños para que la casa se transforme en auto-sustentable como horno solar, secador de ropa solar, energía eléctrica fotovoltaica con unos módulos específicos para el aprovechamiento de la luz solar para uso diario.

PUESTA EN MARCHA

Tanto la Nación como la Provincia han incorporado a sus normativas estos criterios, que permitirán reducir el consumo de energías no renovables para, entre otros objetivos, disminuir la presión sobre el medio ambiente (efecto invernadero) y mejorar la calidad de vida y la salud de los ciudadanos.

Este convenio es la expresión de un trabajo de investigación y ejecución efectuado de forma inteligente y eficaz entre Nación, Provincia y Municipios, además de un actor fundamental: la UNLP a través del IDEHAB -que si bien gravita en la órbita nacional, no es gubernamental. Es una muestra de la potencialidad del estado pero también de su responsabilidad.

El IVBA será el encargado de coordinar el proyecto y la construcción de las viviendas, también de aportar soluciones tecnológicas y de capacitar a los inspectores municipales y a las familias destinatarias.

El IDEHAB-UNLP realizará el diseño, la simulación, el modelado y las mediciones durante el periodo experimental; el INTI acompañará durante diferentes etapas del proyecto aportando a los sistemas constructivos, certificará mediante normas IRAM y será el encargado de evaluar los parámetros energéticos finales.

El municipio de Tapalqué aportará toda la documentación para el emplazamiento, la aprobación de los planos, el estudio de suelos, la dirección de obra y el último aspecto fundamental: la designación de las familias.

Según se informó desde el municipio las casas ecológicas serán ocupadas por empleados municipales, y mantenidas integralmente por el municipio. Este último aspecto resulta fundamental para asegurar la calidad científica de las mediciones que se realizarán en las viviendas, pues permitirán que la estructura se sostenga de la misma manera en los cuatro prototipos.

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA:

Cómo serán:

Dispondrán de paredes y espacios especialmente diseñados para lograr una disminución en el consumo de recursos no renovables: según las diferentes orientaciones del sol y del viento en los diferentes terrenos, se utilizarán paredes especiales que permitirán la conservación del frío y el calor. Tendrán también módulos específicos para el aprovechamiento de la luz solar.

En una segunda etapa se les podrá incorporar algunos diseños para que la casa se transforme en un prototipo auto-sustentable (que no necesite energía producida con recursos no renovables): horno solar, secador de ropa solar, energía eléctrica fotovoltaica y demás implementos.

Por qué ecológicas-bioclimáticas:

Porque están construidas de tal manera reducir el consumo de energías no renovables y de esa manera disminuir la presión sobre el medio ambiente (efecto invernadero).

Porque serán construidas según los requerimientos precisos del lugar (intensidad y orientación del viento, sol, temperatura, cantidad de lluvia, tipo de terreno, etcétera).

Hechos concretos en Tapalqué:

Antecedentes de gestión exitosos: en el municipio recientemente se inauguró un centro para la tercera edad único en América latina que cuenta con unidades equipadas especialmente, con todos los servicios (TV, aire acondicionado, teléfonos), incluso hasta con un lavadero automático de ropa comunitario.

El municipio ha logrado reducir casi a cero la desnutrición infantil a través de políticas de intervención novedosas tales como el montaje de un tambo estatal que suministra leche a las familias de bajos recursos y al mismo tiempo es una "Usina de Quesos".

Es el primer distrito que solicitó la construcción de este tipo de viviendas al Instituto.

De la ley al hecho:

En el plano internacional, el Parlamento Europeo se ha pronunciado con relación a la eficiencia energética de los edificios y con posterioridad diversos países de la Unión Europea han adoptado criterios similares. Las Naciones Unidas mediante la Convención Marco para el Cambio Climático (CMNUCC) aprobada por la Ley nacional 24.295 dio el puntapié para la concientización a escala global sobre el calentamiento global.

En cambio el Protocolo de Kyoto –un acuerdo internacional cuyo objetivo es reducir las emisiones de los gases que provocan el calentamiento global- avanza un poco más comprometiendo a los países adherentes en la necesidad de promover la eficiencia energética en los diversos sectores productivos. Este protocolo fue aprobado por la Ley nacional 25.438.

La Argentina mediante el decreto presidencial 140 del 2007 declaró de interés prioridad nacional el uso racional y eficiente de energía. Y la provincia mediante la Ley 13.059 estableció en 2003 los estándares de acondicionamiento térmico exigibles en la construcción de edificios para disminuir el impacto ambiental a través del uso racional de la energía y contribuir, de esa forma, a una mejor calidad de vida de la población.

FUENTE: prensa@vivienda.mosp.gba.gov.ar

Comentá la nota