La Provincia condonará parte de la deuda del inmobiliario rural

Serán beneficiados unos 400 pequeños productores que adeuden este impuesto entre 2007 y 2009. También se los eximirá del pago durante este año y en el 2011.

Además se anunció el impulso de proyectos productivos como el biodiésel y la olivicultura en hectáreas del estado neuquino.

Neuquén > El gobernador Jorge Sapag anunció ayer que enviará a la Legislatura provincial un proyecto que establecerá la condonación de la deuda en concepto de impuesto inmobiliario rural desde 2007 a la fecha a unos 400 pequeños productores, como así también los exceptuará del pago de este tributo durante este año y en 2011.

La medida, según explicó el mandatario neuquino, apunta a mantener la actividad y las fuentes de trabajo. Indicó que esto no representa una cifra importante para la Provincia y que, en cambio, sí traerá un alivio a los sectores comprendidos en la norma. "Por eso no lo han podido pagar en 2007, 2008 y 2009", señaló Sapag, quien precisó que los beneficios regirán "siempre y cuando esos recursos vayan a recomponer el capital de trabajo".

El anuncio fue a dado a conocer por el gobernador en un acto realizado en el Auditorio de Casa de Gobierno, en el cual la Provincia les entregó a productores neuquinos los fondos girados por el Estado Nacional correspondientes al Plan Frutícola Integral (ver aparte).

Biodiésel y olivos

Durante la ceremonia, Sapag también se refirió a otros proyectos productivos a los que su Gobierno planea darle impulso. "Tenemos quince mil hectáreas disponibles para destinar al riego y a nuevas actividades agrícolas que permitan generar un nuevo horizonte dentro de la provincia del Neuquén", indicó.

Entre estos proyectos mencionó al biodiésel, sobre el que consideró que existe "una gran potencialidad de desarrollo", teniendo en cuenta la obra de riego que se está realizando en Mari Menuco y la "posibilidad que ofrece la necesidad de mezclar las naftas convencionales con un 5 por ciento de biodiésel".

Respecto a la obra del lago que permitirá la provisión de agua potable y riego, Sapag explicó que "los cinco kilómetros de acueducto están construidos, se pueden regar las 15.000 hectáreas del Bajo los Barreales y ahora viene el proceso de poner en marcha esa actividad que requiere una inversión importantísima, que tiene que ver no sólo con el agua sino con las obras secundarias y terciarias". Para eso, aseguró que se convocará al sector privado para que se interese en el tema.

También consideró que a esta actividad vinculada con el biodiésel se pueden sumar otras. "Como el aceite de oliva que tiene mucho éxito, hemos visto plantaciones en la zona de Añelo y somos muy optimistas de generar un polo olivícola en la provincia", ejemplificó.

Además, expresó la necesidad de generar una planta regional que pueda procesar, junto con la producción de ese emprendimiento, "la de otros productores menores que puedan aglutinar y generar un polo".

El mandatario neuquino consignó que existe una demanda de exportación enorme, "sobre todo pensando en la Patagonia, que es una denominación de origen que tiene un éxito en los mercados tremenda por todo lo que tiene que ver con los comestibles ecológicos".

Tierras

"Estamos trabajando en los papeles para ver cuánta cantidad de tierras disponemos y concursarlas, pero será este año seguro", explicó Sapag, e indicó que algunas son privadas y otras están en proceso de expropiación. "Tenemos que empezar con mil, dos o tres mil hectáreas que sean las que estén disponibles para la provincia", dijo.

Por otra parte, anunció que esta semana las autoridades del Prosap (Programa de Servicios agrícolas Provinciales) visitarán la provincia para establecer el cronograma de aplicación la ley provincial que fue aprobada y que otorga "un fondo del orden de los 500 millones de pesos" que va a estar destinado también a la ganadería y a 1.400 kilómetros de líneas eléctricas".

Más de $5 millones para chacareros

Neuquén > El gobierno de la provincia entregó ayer a pequeños y medianos productores de Neuquén 5.375.000 pesos, correspondientes al Programa de Modernización Productiva del Plan Frutícola Integral, que fueron aportados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

De esta manera, 326 chacareros fueron beneficiados a razón de $1.500 por hectárea plantada hasta un monto máximo de $30.000 cada uno.

El gobernador Jorge Sapag aseguró que estos recursos "van a servir para paliar la emergencia y colaborar con la producción en lo que hace a los cotos de producción en años difíciles". Y abogó para que la fruticultura se convierta en un pilar de la economía neuquina.

Del acto, que se realizó en el Auditorio de Casa de Gobierno, participó el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Lorenzo Basso. El funcionario destacó el logro que significó unir a todos los sectores que conforman la cadena productiva del sector frutícola, junto a los técnicos y funcionarios de las provincias.

También se hicieron presentes en el encuentro el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, y el subsecretario de Desarrollo Económico, Javier Van Houtte, quienes trabajaron en el diseño del Plan Frutícola.

Comentá la nota