La Provincia condonará una deuda millonaria a la Ciudad

Son unos 40 millones producto de caída del ex Banco Municipal. Acuerdo por la tasa de Capitalidad.
El gobernador Daniel Scioli anunció anoche que la Provincia condonará una deuda por alrededor de 40 millones de pesos que la Ciudad mantiene con el Estado bonaerense que se generó con la caída del ex Banco Municipal. La medida se aplicará mediante un mecanismo de compensación por el cual la administración bonaerense reconocerá, a su vez, una obligación con la Comuna local por el pago de la tasa de Capitalidad por un monto similar.

La decisión fue anticipada anoche por el mandatario provincial durante la cena benéfica que organiza todos los años la Fundación Florencio Pérez, con motivo del aniversario de La Plata.

El mecanismo de compensación parte de la base de que la Provincia reconoce que acumula una deuda con la Municipalidad y que tiene que ver con una tasa que abona al municipio por el uso de los inmuebles que realiza en el distrito.

Todo nace en el año 1991 cuando el entonces gobernador Antonio Cafiero y el intendente Pablo Pinto, firmaron un convenio por el que la Provincia comenzó a reconocer la denominada Tasa de Capitalidad, que se estableció en un equivalente al 10% de lo que la Comuna cobrara por la tasa de Servicios Urbanos (ex Alumbrado, Barrido y Limpieza).

El Estado provincial comenzó a pagar unos 4 millones de pesos al año, pero ese monto quedó congelado desde entonces, es decir, desde hace 19 años. Si el porcentaje fijado inicialmente se hubiera respetado, el municipio debería recibir este año unos 9 millones.

A partir de numerosos reclamos de la administración de Pablo Bruera, ahora el Gobernador decidió reconocer esa deuda acumulada en los años en que no se aplicó el porcentaje establecido en el convenio. Pero además, a partir del año que viene la Provincia pagará a La Plata ese 10%: entre 10 y 11 millones de pesos.

COMPENSACION

De esta forma, la Provincia está reconociendo una obligación con el municipio cercana a los 40 millones de pesos, un monto similar a la deuda que a su vez mantiene la Ciudad con el Estado provincial por el ex Banco Municipal liquidado durante la gestión del ex intendente Julio Alak.

Las deudas originadas por esa decisión, como se sabe, fueron transferidas a la Provincia, que se transformó así en acreedora de la Municipalidad.

Pero ahora, a partir del reconocimiento por la Tasa de Capitalidad, ambas administraciones conciliarán deudas por lo que se dará prácticamente por saldada la obligación que el Municipio tiene con la Provincia por el ex Municipal.

A poco de hacerse cargo de la administración municipal, la gestión Bruera buscó la forma de reprogramar la deuda, inicialmente calculada en $80 millones, generada por la caída del banco y desde enero este año logró estirar vencimientos y conseguir que solamente la Provincia le cobrara intereses y no capital, evitando al tesoro comunal la erogación de unos $16 millones que pudieron ser destinados a obras públicas.

El acuerdo permitió estirar el plazo de pago original de abril de 2011 a abril de 2013 con un período de gracia de los pagos de las cuotas hasta agosto de este año, en que el acuerdo fue prorrogado. Desde entonces, la Intendencia vino bregando para que la Provincia accediera a condonar la deuda.

La obligación se redujo a cerca de $60 millones pero, además, la Ciudad debió hacerse cargo de $45 millones por créditos considerados "incobrables" y cuya cancelación el Municipio ahora procura por vía judicial.

Comentá la nota