La Provincia y el campo acuerdan tope para suba del Inmobiliario

Equipos técnicos de la Mesa Agropecuaria Provincial y funcionarios del ARBA, consensuaron un aumento con un techo del 39 por ciento. Además convinieron en aplicar la valuación fiscal de 2003 y no de 2005
Equipos técnicos de las entidades que integran la Mesa Agropecuaria Provincial junto con funcionarios de la Agencia de Recaudación Buenos Aires (ARBA) consensuaron hoy en un 20 por ciento el piso y un techo del 39% del gravamen del impuesto inmobiliario rural.

Como parte de los acuerdos, el artículo 26 de la reforma fiscal que gravaba las operaciones de carga y descarga, más los movimientos en los puertos contratados, quedó sin efecto, luego de más de cinco horas de intensas negociaciones.

Rafael Perelmiter, titular del ARBA, sostuvo que "la Provincia, con esta modificación ha resignado recaudación: de 170 millones de pesos bajamos a 155 millones y si se afecta el artículo 26 -que tributa la carga y descarga en puertos- vamos a bajar aún más, alrededor de 500 millones, que no es poco".

"La Mesa Agropecuaria Provincial quedó convocada para, en lo que resta del año y durante 2010, buscar consensos para modificar la estructura del impuesto bajo parámetros equitativos sin afectar la productividad y asegurando la recaudación fiscal", dijo el funcionario.

A su vez Jorge Solmi, diputado bonaerense electo (Unión-Pro) y dirigente de Federación Agraria que participó del encuentro, confirmó a Noticias Argentinas que la FAA firmó en "disidencia" porque habían fijado un techo del 20 por ciento para el Inmobiliario Rural.

"El aumento no se va a pagar con la producción. Al contrario, saldrá de la pérdida de capital de trabajo y de todas las carencias de productores que afrontan la peor siembra de trigo en 100 años, que no implantaron maíz y hay problemas con la ganadería y lechería", argumentó Solmi.

Daniel Berdini, director nacional de Coninagro, dijo por su parte a NA: "todavía no hemos cosechado un grano, hemos soportado la sequía, seguimos con anuncios del Gobierno sin ser efectivizados".

SE UTILIZARÁ LA VALUACION DE 2003

La reforma fiscal votada por la Legislatura bonaerense será modificada antes de su promulgación: por este motivo integraron las discusiones legisladores de la Comisión Bicameral conformada especialmente para este objetivo.

El impuesto inmobiliario rural será gravado sobre las alícuotas de la valuación fiscal de 2003 y no de la más reciente de 2005.

"Valoramos el espacio de diálogo", insistió Solmi, pero criticó que la Provincia "no esté devolviendo caminos agropecuarios, que reduzca cátedras en los colegios y el difícil acceso a Internet de las áreas rurales que no pueden conectarse a ARBA", sostuvo el legislador electo.

De las conversaciones que tuvieron lugar en el Ministerio de Economía bonaerense, donde funciona ARBA, participó el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, Pedro Apaolaza.

Luego de un intenso debate se llegó a la conclusión de que se aplicará el 39 % de aumento en el área núcleo productiva mientras que en los countries del conurbano bonaerense recaerá el 35 por ciento y en zonas consideradas marginales como es la Cuenca del Salado tributarán un 20 por ciento más.

Comentá la nota