Provincia: aumentan hasta 200% las multas de tránsito

Atención automovilistas: las multas en Provincia pueden provocar un fuerte dolor de bolsillo. La reglamentación de la Ley de Tránsito en Buenos Aires -que acaba de conocerse- endureció las sanciones y para algunas de las infracciones más comunes (giro a la izquierda, pasar el semáforo en rojo o el exceso de velocidad) registra aumentos de hasta el 200%.
En nuevo régimen legal, firmado por Daniel Scioli, entrará en vigencia en 6 días hábiles. Es decir, a partir del lunes 10 de agosto los jueces de faltas de la provincia podrán aplicar en todo el territorio la escala tarifaria que unifica el valor de las penalizaciones. De acuerdo con los registros oficiales, en Buenos Aires hay casi 3 millones de autos empadronados.

La normativa contempla además, la creación del Registro Unico de Infractores, que incluye el sistema de descuento de puntos o "scoring" para inhabilitar a los reincidentes (ver El scoring...). El decreto reglamentario fija los montos por Unidades Funcionales (UF) que equivalen a un litro de nafta de alto octanaje. O sea, cada UF cuesta $ 3,20.

Hasta ahora, los municipios del conurbano aplican distintos decretos para sancionar a quienes vulneran las reglas de tránsito: se rigen por el decreto 40 del 2007 (de emergencia vial) o disposiciones derivadas del anterior código provincial.

Según explicaron a Clarín en la Municipalidad de La Plata, por conducir alcoholizado el juez de faltas aplica desde 250 UF ($ 800). En poco más de una semana, será de $ 960. Pero, negarse a la prueba será aún peor: $ 1.600 a $ 3.840 y constituye una de las multas más onerosas.

Por cruzar una avenida con el semáforo rojo la multa pasará de $ 320 a $ 960 pesos como mínimo. Y el máximo será de $ 3.200 pesos. Los motociclistas que no lleven casco podrían pagar entre $ 160 y $ 320 pesos (en este caso no varía con el actual) y lo mismo tendrán que abonar quienes estacionen en lugares prohibidos.

"La variación entre el mínimo y el máximo es una atribución del juez interviniente. Se evalúa la situación particular y los antecedentes del conductor", explicó a Clarín el secretario de Faltas y Control Urbano de la comuna platense, Guillermo Chávez. El funcionario dijo que "en casos graves como manejar alcoholizado o correr picadas, el juez puede disponer otra sanción como la inhabilitación y retiro del carnet o el secuestro del vehículo".

El giro a la izquierda, cruzar las vías del ferrocarril con las barreras bajas y no usar las luces de posición son las multas que más aumentaron: en todos los casos aumentaron un 200% el piso a pagar.

Los municipios deberán utilizar una planilla uniforme para hacer las boletas. Se trata del Acta Única de Infracción que contendrá los datos para identificar al presunto infractor, al vehículo con sus datos dominiales, al lugar, fecha, hora y tipo de la irregularidad presuntamente cometida.

Además, el sistema incluye otras modificaciones. El infractor podrá pagar en forma voluntaria (sin que haya un proceso jurídico) y tendrá una bonificación del 50%. Pero, la multa quedará cargada en el Registro Unico y se transformará en una mancha para el conductor.

La Jefatura de Gabinete provincial será el organismo de aplicación del Código. En la Gobernación dijeron que el nuevo esquema de sanciones constituye un nuevo paso en el plan de seguridad vial. "A fines de 2008, adherimos a la Ley Nacional de Tránsito. Ese año hubo una intensa campaña de difusión y prevención. Y ahora, se completa el esquema con las nuevas penalizaciones", aclararon.

El cuerpo legal permitió a la Provincia instalar los radares para detectar excesos de velocidad en rutas. Los cinemómetros debutaron este verano en las rutas de acceso a lugares turísticos. Se adquirieron 140 radares móviles y fijos que detectaron multas en casi el 80% de los vehículos que viajaron para las vacaciones. Y hace dos semanas se inauguraron los corredores libres de alcohol en avenidas claves del Gran Buenos Aires.

La reglamentación habilita la creación de 20 juzgados Administrativos de Faltas que se encargarán de juzgar y penalizar en rutas y caminos de jurisdicción provincial. En este caso, lo recaudado por este concepto será compartido con el municipio. Los jueces comunales quedarán a cargo de las multas en sectores urbanos.

Comentá la nota