La Provincia arrastraba hasta octubre un déficit de 69 millones

La proyección anual indica que el déficit sería de 85 millones. Para cubrir el saldo negativo se afectaron plazos fijos y otros activos financieros.
Aunque el Gobernador aseguró el lunes que la Provincia cerraba el año sin déficit presupuestario, los números que surgen de la ejecución presupuestaria correspondiente a 2009 dicen otra cosa.

Los datos oficiales a los que pudo acceder este diario muestran la ejecución hasta el 31 de octubre de 2009. Hasta esa fecha, el Gobierno provincial había gastado más de lo que había percibido como ingresos y ya para entonces el saldo negativo de las cuentas fiscales era de 69 millones de pesos. Si a ese monto se lo "analiza", es decir se hace la proyección de déficit para todo el año, la cifra se elevaría -como mínimo- a los 85 millones de pesos.

El déficit obedece fundamentalmente al incremento de la ya sobredimensionada planta de personal de la administración pública, más otros gastos fijos y corrientes bastante altos que asumió desde hace un tiempo el Gobierno provincial, como el caso del pago del 82% móvil a los jubilados transferidos y los subsidios que, en distintos conceptos, se les otorga a las empresas prestadoras de los servicios de agua y energía.

Estos gastos permanentes se consolidaron mientras los ingresos de la Provincia estaban en alza por la coyuntura favorable nacional, que aseguraba partidas altas en concepto de coparticipación federal y fondos de destino específico, y los ingresos mineros. Como era previsible, sostener estas erogaciones se hizo muy dificultoso una vez pasada la etapa de bonanza.

Los problemas para mantener el equilibrio presupuestario se profundizaron porque también mermaron drásticamente los fondos nacionales para obra pública. Los ingresos de capital hasta octubre eran de 117 millones de pesos y los gastos en ese concepto, en cambio, alcanzaban los 414 millones. De modo que el Gobierno tampoco pudo reasignar demasiadas partidas de capital para financiar los gastos corrientes consolidados cuando los recursos abundaban.

En términos globales, la Provincia había recibido hasta octubre de 2009 ingresos totales (se incluyen los ingresos corrientes y de capital) por 2.440.592.744 pesos y para esa misma fecha había realizado gastos (entre gastos corrientes y de capital) por 2.509.542.520 pesos. De allí surge, claramente, un resultado financiero previo negativo. El déficit declarado en las ejecuciones presupuestarias era, por octubre, de 68.949.776 pesos.

Cubriendo baches

¿Cómo salió el Gobierno a tapar los agujeros del déficit? Se tomó endeudamiento público por 66 millones de pesos y además se disminuyó la inversión financiera de distintas áreas de Gobierno. Esto significa que se afectaron plazos fijos y otros activos financieros que ya tenían asignados distintas áreas, para cubrir las necesidades presupuestarias del Gobierno. Los que más resignaron -según el detalle de las planillas- fueron el Ministerio de Oras Públicas y el de Desarrollo Social a los que les "quitaron" 29,5 millones en el primer caso y 20 millones en el segundo en activos financieros y otras disponibilidades de cajas que ya tenían asignadas.

Las claves del déficit

CONCEPTO TOTAL

Ingresos totales $ 2.323.891.729

Gastos totales $ 2.509.542.520

Resultado financiero $ - 68.949.776

* Los números contemplan la ejecución presupuestaria efectuada hasta el 31 de octubre de 2009

Comentá la nota