La provincia aplicará el procedimiento preventivo de crisis para defender el empleo

El gobierno provincial piensa jugar la carta del procedimiento preventivo de crisis para impedir una ola de despidos en el sector privado como consecuencia de la crisis financiera internacional, sostuvo ayer el subsecretario de Trabajo, Enrique Paredes, quien dijo que de momento no se dieron circunstancias de gravedad ni planteos de cesantías masivas.

Paredes, en declaraciones a FM Universidad, dijo que por orden del gobernador se cursaron notas a todas las organizaciones gremiales para que informen sobre la situación en cada sector. “Lo que nos contestaron no pinta todavía un panorama preocupante, pero queremos trabajar con alternativas para evitar dificultades”, dijo.

“Salvo temas puntuales como el de la construcción, que es un tema estacional pero en el que tenemos expectativas positivas porque hay varias obras que van a reactivarla, no hay problemas fuera de lo normal”, añadió.

“Estamos preparados”

El funcionario dijo que las empresas y el gobierno conversan “para coordinar acciones. Yo confieso que estoy gratamente sorprendido porque se predisponen al diálogo. Pero todavía no recibimos el impacto de esta crisis, o por lo menos no lo estamos percibiendo”.

Además comentó que se mantienen contactos con los funcionarios nacionales del área laboral “y recibimos instrucciones del ministro Tomada e información recordando que el Estado nacional pone como marco los procedimientos preventivos de crisis, que hacen que se vea la situación de cada empresa, de modo que ésta incluso puede recibir ayuda a cambio del compromiso de no aplicar despidos”.

El subsecretario dijo que, en paralelo, se trabajó junto a la Gerencia de Empleo en capacitación y planes que buscan generar otras alternativas laborales.

No obstante, reconoció que “los problemas de los trabajadores son impredecibles, y se pueden plantear de distinta forma. En estos momentos está todo controlado y estamos a disposición de los trabajadores y las empresas para acompañarlos y asesorarlos. Todavía no se encendió la luz roja”.

Sobre posibles despidos en concreto, dijo que “hay datos, pero no son alarmantes. Estamos alertas, preocupados porque no sabemos lo que puede venir, pero estamos preparados. Yo estaba antes desalentado por no tener suficientes recursos para cumplir con nuestras tareas, pero ahora nos están proveyendo infraestructura y vamos a incorporar agentes para poder trabajar”.

Luego pidió a los trabajadores y empresarios “que acudan a la Subsecretaría de Trabajo para ver alternativas antes de tomar medidas extremas”, y en el caso de la textil TN Platex, que había suspendido a todo su personal, dijo que “ahora están trabajando, y la suspensión se hizo en diálogo con los trabajadores, que es algo positivo porque no se toman medidas unilaterales como en otros tiempos”.

“Nosotros venimos de muchos años de desatención del Estado sobre la actividad privada, y muchas empresas tienen temor por no estar en regla con todas las cosas. Yo digo que no tengan temor, porque estamos para colaborar. No queremos ser los malos de la película, queremos ser un instrumento de colaboración para mantener la fuente de trabajo y el respeto a los trabajadores”, agregó.

Comentá la nota