La Provincia anunció que descontará los días de paro, pero ATE ratificó la medida de fuerza.

Los trabajadores estatales bonaerenses decidieron un cese de actividades para hoy y mañana. Mientras el gobierno de Scioli notificó que serán descontados los días no trabajados, el gremio ratificó la medida que podría afectar las clases en escuelas y jardines.
"El gobernador Daniel Scioli y el ministro de Educación, Mario Oporto, salieron a decir que nos iban a descontar los días de paro porque ellos consideraban que las paritarias estaban cerradas", explicó Marcos Cano, delegado provincial de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en referencia a la respuesta oficial suscitada luego del anuncio de paro por 48 horas.

En un comunicado de la dependencia bonaerense se informa que, ante las medidas de fuerza dispuestas para hoy y mañana, "serán descontados los días no trabajados al no existir causa legal que justifique la remuneración".

Más adelante argumentan que "teniendo en cuenta que la educación es una prioridad provincial y constituye un derecho y una política de Estado se deberán arbritrar las acciones que permitan asegurar la apertura de los establecimientos educativos en la totalidad de los turnos en que cada uno funcione".

Frente a este aviso, el gremio de empleados estatales ratificó la medida y continúan "firmes con el pedido" que se sustenta en el mejoramiento de la propuesta oficial del 8,9 por ciento de aumento salarial además del pedido por la regularización de la situación del IPS y de IOMA, "para garantizarnos el derecho básico a la salud".

De cara a la advertencia por el descuento de los días no trabajados, el delegado provincial indicó que "estuvimos recorriendo escuelas y la gente está al tanto de que se van a descontar los días no trabajados. Pero también está convencida de que si no luchamos en este momento para lograr una nueva oferta y el derecho básico a la educación, a la salud y a una jubilación, nos va a empezar a complicar en el futuro las cosas".

Por ello, creen que si no plantean la "lucha en este momento realmente no nos van a tomar en serio, entonces mucha gente está dispuesta a sacrificar uno o dos días del salario para ser escuchada".

Según explicó Cano, el Gobierno bonaerense dio por cerradas las paritarias porque "acordó con UPCN y otro gremio que no tiene gran peso a nivel provincia, y queda peleando uno de los más grandes que es ATE".

Suplentes para

cubrir ausencias

Por otro lado, el ministro Oporto anunció que se agregarían suplentes en los establecimientos donde haya faltantes. En este sentido, Cano consideró poco probable este sistema, puesto que los fondos no alcanzan y "evitan todo tipo de licencias, no va a generar una suplencia por dos días en toda la Provincia. No creo que salga a poner el 90 por ciento de todo el personal con suplentes".

Esta medida resulta inviable desde el punto de vista de ATE dado que "uno de los problemas que tenemos los auxiliares es justamente que a veces se nos corta la asistencia para evitarles al Gobierno provincial el pago de suplentes".

Y en Tandil "me parece inviable eso porque no van a saber en qué escuelas va a haber ausencias. Recién mañana (por hoy) a las 8.30 de la mañana son las asambleas, así que me parece incierto" por lo que el Consejo Escolar "no tendría un panorama de en qué escuela está faltando personal".

En cuanto al dictado de clases, Cano estimó que hoy "seguramente, las escuelas van a poder dar clases normalmente por más que no tengan personal auxiliar de paro", sin embargo, al transcurrir el día, "las condiciones de las aulas y los baños van a desmejorar".

Por todo, aseguró que mañana más de una escuela no abrirá sus puertas al no poder garantizar la higiene del establecimiento.

Comentá la nota