La Provincia analiza municipalizar diversas rutas bonaerenses para obtener un mejor mantenimiento

En el marco de la reunión que se llevó a cabo el lunes en Junín donde participaron intendentes de la región, se presentó este proyecto y en el caso de Pergamino correspondería la carretera Nº 32. Héctor Gutiérrez expuso en este encuentro que la Municipalidad está trabajando para conseguir la concesión de este camino que atraviesa el Partido.
En el marco de la reunión que se desarrolló en Junín el lunes pasado, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires se tomó el compromiso de evaluar un interesante plan de los intendentes que pretenden hacerse cargo del mantenimiento de rutas deterioradas que atraviesan sus distritos a través del cobro de peajes explotados por las comunas bonaerenses.

El proyecto

Esta importante planificación fue planteada por los jefes comunales en el encuentro que se llevó a cabo con el gobernador Daniel Scioli y los intendentes opositores del centro y noroeste bonaerense presentaron el plan en el marco del encuentro con agenda abierta realizado en Junín, reunión de la que participó Héctor Gutiérrez.

"Según confiaron varios de los jefes comunales presentes, la propuesta busca mejorar el estado de las rutas, especialmente aquellas por donde sale la producción agropecuaria hacia los puertos", publicó ayer el Diario Democracia de la vecina ciudad juninense. "En ese marco, el intendente de Junín, Mario Meoni, propuso concretamente un tramo de la ruta Nº 65 que atraviesa aquel Partido bonaerense", añadió este medio colega. Las fuentes consultadas indicaron que Scioli se mostró "entusiasmado" con la idea, inédita en territorio provincial, y deslizó la posibilidad de replicarla en otros corredores viales de la provincia de Buenos Aires.

En ese sentido, la ministra de Infraestructura bonaerense, Cristina Alvarez Rodríguez, que acompañó al mandatario provincial junto a otros funcionarios del Gabinete bonaerense tomó el pedido y aseguró que coordinará reuniones con los jefes comunales para avanzar en una definición.

Héctor Gutiérrez

El intendente de Pergamino, Héctor Gutiérrez, señaló que la intención del Municipio local es hacerse cargo de un tramo de 40 kilómetros de la ruta Nº 32 que comunica con el sur de Santa Fe y que, tras ser reparado hace tres años, volvió a deteriorarse debido al tránsito de vehículos pesados que circulan constantemente por allí ya que es un nexo directo con el puerto de Rosario.

Así, Gutiérrez pidió a Scioli hacerse cargo del mantenimiento de la ruta a cambio de que le permitan cobrar peaje a los vehículos que transitan por ese tramo. En la misma línea, otros grupos de jefes comunales indicaron que en una situación similar se encuentra la ruta Nº 65. Según informaron desde Democracia, la idea que plantearon los intendentes reunidos el lunes en Junín es integrarse en consorcios para administrar tanto la conservación de las rutas como el eventual cobro de los peajes.

Situación actual

Después de tantas gestiones para lograr que se repavimentara la ruta provincial Nº 32, a poco de comenzar a usarla surgen los primeros inconvenientes vinculados con el mantenimiento de la carretera, utilizada a diario por centenares de vecinos que se dirigen a las localidades del Partido o bien a la ciudad de Rosario. Innumerables intentos hizo la Cooperativa Eléctrica para conseguir los derechos que le permitieran hacerse cargo del cuidado de este camino a través del cobro de un peaje pero nunca obtuvo una respuesta por parte de las autoridades provinciales. Es más, el Municipio acompañó el pedido de la entidad cooperativista y tampoco logró la aprobación oficial del Gobierno bonaerense. Ahora permanecerá la duda de cuál sería el estado de la vía de haberse concesionado, como se solicitó, porque el resultado alternativo ya está a la vista.

Asfalto dañado

Cuando se transita por la ruta Nº 32 se percibe el hundimiento de la carpeta asfáltica producto del paso de camiones que, en muchos casos, no respetan la carga máxima establecida para circular. Pero los días de lluvia es más evidente la falta de mantenimiento porque los charcos de agua ponen en evidencia los problemas que existen en el camino y sucede lo mismo con las banquinas. A la vera de la ruta, en muchos sectores, se hace difícil poder detener un vehículo debido a la altura de las malezas que desde hace tiempo no se cortan.

No obstante, desde la Comuna reiteraron que continúan las gestiones para el plan de mantenimiento de la ruta provincial Nº 32. En este sentido, se propuso la iniciativa privada para la administración bajo concesión de peaje en este camino y la comisión parlamentaria que tiene que evaluarlo todavía no brindó respuestas.

¿Y el gasoducto?

"Pese a la falta de decisiones provinciales, sigue el esfuerzo destinado a dotar al eje de la ruta Nº 32 de infraestructura industrial mediante la iluminación de ese tramo de la ruta, actividad ya iniciada, y la instalación del gasoducto que se gestiona ante Buenos Aires Gas S. A.", se informó desde el Municipio con relación a este tema.

En este sentido, durante el año pasado, el Ejecutivo mantuvo una serie de reuniones con los empresarios e industriales del corredor de la ruta Nº 32, y se acordó el compromiso de contribuir en el financiamiento de la obra.

"La construcción de este gasoducto sobre la vital zona productiva es un proyecto de larga data y permitirá impulsar el desarrollo de las industrias instaladas en las inmediaciones del camino, además de proveer del servicio de gas domiciliario a los vecinos que habitan la tradicional zona de Otero", destacaron desde la Comuna.

Para financiar este importante proyecto, el Ejecutivo gestionó un subsidio del Ministerio de Obras e Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, por el 21 por ciento del costo de las tareas. Sin embargo distintos motivos, como "la falta de definición de algunos actores involucrados en el proyecto", según explicaron, provocó un retraso del plan. En cambio, se pudo saber que a nivel local la articulación interinstitucional con la Cámara de Comercio, Industria y Servicios y con la Cooperativa Eléctrica funciona bien y permite al mismo tiempo redoblar y amortizar el esfuerzo y desgaste por la gestión.

Comentá la nota