La Provincia amplió licencias preventivas contra la gripe A

Salud Pública apeló a la responsabilidad social. Advirtió que los adultos jóvenes y adolescentes son los más vulnerables. En 15 se mantienen los casos confirmados. Se espera los resultados de los análisis realizados al gobernador Urtubey.
Para la población vulnerable a la gripe A (H1N1) de la administración pública se estableció una licencia especial preventiva, entre el próximo lunes y hasta el 11 de agosto, en una resolución provincial que se conoció anoche. A las embarazadas, trabajadores inmuno comprometidos, enfermos oncológicos o con afecciones que provoquen inmuno supresión, cardíacos crónicos o con problemas respiratorios que acrediten su situación no se les realizará ningún descuento salarial.

En la conferencia de prensa que ayer encabezó el ministro de Salud Pública, Alfredo Qüerio, se informó sobre las nuevas líneas establecidas por el Consejo Federal de Salud y las últimas medidas adoptadas por la Provincia para disminuir los riesgos de contagio. La licencia especial se suma al asueto administrativo de mañana y al pedido realizado a distintos sectores para que tomen conciencia de la envergadura de la nueva enfermedad.

Los especialistas aseguran que el virus se está comportando de acuerdo a lo previsto, pero insisten con que Salta está próxima a ingresar a una "zona de alerta". Para que la situación no se desmadre cuando la enfermedad haga pico, el equipo de Salud Pública avanza en distintas direcciones: gestiona la disponibilidad de camas en clínicas y sanatorios privados, la reprogramación de cirugías y la reasignación de tareas a los médicos; pidió precisión en los diagnósticos para evitar internaciones innecesarias; a restaurantes y bares que bajen al 50% la capacidad de atención; y a los padres que tomen conciencia de la amenaza que especialmente representan los boliches, considerados el mayor foco de contagio.

En las últimas semanas fueron nombrados 55 médicos, 25 enfermeros y 22 profesionales de otras actividades. Qüerio espera la designación de otros 27 médicos: "El Estado no puede avanzar más, tiene un límite, por eso es necesario que la gente tome conciencia de la situación", resaltó el titular de la cartera sanitaria, quien confirmó que en Salta se mantiene en 15 el números de casos confirmados.

En total se envió al Malbrán 235 muestras. Se espera los resultados de 186 muestras, entre las que se encuentran los estudios realizados al gobernador Juan Manuel Urtubey y al joven que días atrás falleció en una clínica privada de la Capital con síntomas gripales.

Como la capacidad operativa de ese instituto está colapsada, el Gobierno no descarta celebrar convenios con laboratorios privados o con la Universidad Nacional de Salta. "Suponemos que eso no será necesario porque desde ahora sólo se enviarán al laboratorio (por el Malbrán) los análisis de pacientes hospitalizados o graves", agregó el funcionario, quien estuvo acompañado por el secretario de Salud, Francisco Ryan, y el coordinador de Epidemiología, Alberto Gentile.

Recursos y medicamentos

El lunes pasado la Provincia recibió poco más de $1,2 millones de la Nación para hacer frente a la situación provocada por la enfermedad y espera el depósito de otra suma de los $ 1.000 millones reasignados por el Gobierno central, con este mismo fin, la semana pasada.

En el Consejo Federal de Salud, los funcionarios provinciales solicitaron información al nuevo ministro de Salud, Juan Mansur, sobre la distribución de esos recursos."En 72 horas nos informarán sobre el tema. Sobre el envío de medicamentos no tenemos problemas, es fluido", ratificó Qüerio, al indicar que a la provincia llegaron 7.500 tratamientos completos de remedios.

Atención normal en Salud Pública

Con excepción de los agentes dependientes del Ministerio de Salud Pública, en todo el resto de la administración pública provincial habrá mañana asueto sanitario.

Ayer, a través del decreto Nº 2840, el gobernador Juan Manuel Urtubey dispuso la adhesión de Salta al asueto sanitario dispuesto por el Gobierno nacional.

El instrumento legal, que también lleva la rúbrica del secretario general de la Gobernación, Ernesto Samson, dispone en virtud de la emergencia por la gripe A, asueto administrativo para el personal de la administración pública provincial para este viernes 10 de julio. Con alcances a la administración central, administración descentralizada, entes autárquicos y sociedades del Estado.

El decreto señala que "quedan excluidos de esta medida, adoptada en el marco de la emergencia sanitaria, los agentes dependientes del Ministerio de Salud Pública. Estos, oportunamente, gozarán de un descanso compensatorio".

El instrumento administrativo también invita a las diferentes instituciones públicas no estatales, sociedades con participación mayoritaria del Estado provincial, municipios y otros poderes del Estado a adoptar idéntica medida.

Desde Salud Pública se fundamentó ayer la medida en la necesidad de que, precisamente por la alta incidencia de infecciones respiratorias, se busca garantizar el acceso expedito a los servicios por parte de la población. "Es preciso mantener funcionando a pleno los hospitales y los centros de salud", manifestó una fuente.

Comentá la nota