La provincia aguarda para implementar el salario familiar universal

Las áreas del Gobierno Provincial están a la espera de recibir el manual operativo para que se implemente el Salario Familiar Universal y en estos días se coordinará como se llevará a cabo el sistema en La Rioja.
El gobernador Luis Beder Herrera ordenó directivas estrictas para que las diferentes áreas del Estado Provincial que se encuentren relacionadas con la implementación del Salario Familiar Universal, definan cómo se llevará a cabo la instrumentación del beneficio en La Rioja.

El decreto presidencial N° 1602, en sus considerandos prevé con esta asistencia mejorar la situación de los menores y adolescentes en situación de vulnerabilidad, que a través de la Ley N°24.714 de alcance Nacional y obligatorio un Régimen de Asignaciones Familiares.

La referida Asignación Universal por Hijo para Protección Social consistirá en una prestación monetaria no retributiva de carácter mensual, que se abonará a uno de los padres, tutor, curador o pariente por consanguinidad hasta el tercer grado por cada menor de dieciocho años (18), que se encuentre a su cargo o sin límite de edad cuando se trate de un hijo discapacitado.

El otorgamiento del beneficio se somete a requisitos que deberán acreditarse para garantizar la universalidad y a la vez preservar la transparencia, condicionándolo al cumplimiento de los controles sanitarios obligatorios para menores y a la concurrencia del sistema público de enseñanza.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), como organismo autónomo sujeto a la supervisión de la Comisión Bicameral de Control de los Fondos de Seguridad Social, deberá dictar las normas complementarias pertinentes para la implementación operativa, la supervisión, el control y el pago de las prestaciones.

El Gobierno Nacional en su decreto expresa que "forzoso es decirlo, esta medida por si no puede garantizar la salida de la pobreza de sus beneficiarios y no puede ubicarse allí toda la expectativa social, aunque resultará, confiamos, un paliativo importante. Queremos evitar entonces el riesgo de depositar la ilusión de que con una sola medida puede terminar con la pobreza.

Aclara, además, que "el trabajo decente sigue siendo el elemento cohesionante de la familia y de la sociedad, que permite el desarrollo de la persona. Que la mejor política social de promoción y articulación del tejido social es el trabajo que, sumado a la educación, la salud, la modernización o creación de infraestructura, servicios básicos, y viviendas, permita mejorar las condiciones de vida y avanzar sobre el núcleo mas duro de la pobreza, consolidando progresivamente un desarrollo humano integral, sostenible e incluyente.

Los puntos más destacados del Decreto, son:

- Será un subsistema no contributivo de Asignación Universal por Hijo para la protección Social, destinada a aquellos niños, niñas y adolescentes residentes en la República Argentina, que no tengan otra asignación familiar prevista por la presente ley y pertenezcan a grupos familiares que se encuentren desocupados o se desempeñen en la economía informal.

- Quedan excluidos del beneficio los trabajadores que se desempeñen en la economía informal, percibiendo una remuneración superior al salario mínimo, vital y móvil.

- La prestación se abonará por cada menor acreditado por el grupo familiar hasta una máxima acumulable al importe equivalente a cinco (5) menores.

Los requisitos para poder acceder a la Asignación Universal por Hijo para la Protección Social, son:

- Que el menor sea argentino, hijo de argentino nativo o por opción, naturalizado o residente, con residencia legal en el país no inferior a tres (3) años previos a la solicitud.

- Acreditar la identidad del titular del beneficio y del menor, mediante Documento Nacional de Identidad.

- Acreditar el vínculo entre la persona que percibirá el beneficio y el menor, mediante la prestación de las partidas correspondientes y en los casos de adopción, tutelas y curatelas los testimonios judiciales pertinentes.

- La acreditación de la condición de discapacidad será determinada en los términos del artículo 2 de la Ley N°22.431, certificada por autoridad competente.

- Hasta los cuatro (4) años de edad –inclusive-, deberá acreditarse el cumplimiento de los controles sanitarios y del plan de vacunación obligatoria. Desde los cinco (5) años de edad a los dieciocho (18) años, deberá acreditarse además la concurrencia de los menores obligatoriamente a establecimiento educativos públicos.

- El titular del beneficio deberá presentar declaración jurada relativa al cumplimiento de los requisitos exigido por la presente y a las calidades invocadas, de comprobarse la falsedad de algunos de estos datos, se producirá la pérdida del beneficio, sin perjuicio de las sanciones correspondiente.

- Los monotributistas sociales se encuentran alcanzados por las previsiones de la presente medida.

- La percepción de las prestaciones previstas en el presente decreto resultan incompatibles con el cobro de cualquier suma originada en prestaciones contributivas o no contributivas nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

- El rige desde el 1 de noviembre de 2009.

Comentá la nota