La Provincia abandona el discurso estatista y privatizaría el control médico.

La Provincia abandona el discurso estatista y privatizaría el control médico.
El Gobierno tiene resuelto suplantar a la Junta Médica Central, cuya tarea es el control de ausentismo por enfermedad en el Estado. Lo reemplazaría un sistema privado. Buscan un "control más eficiente" de los pedidos de licencia.
“Como se trabaja hoy, la Junta Médica no funciona”, admitió a el ministro de Salud y Acción Social, Ángel Giano, y agregó: “Es tanto la demora en otorgar el alta a un empleado enfermo, que cuando la persona tiene que volver a trabajar tarda 3 ó 4 meses en revisarla. Por eso, apuntamos a un control externo, tomando el ejemplo de Santa Fe, Misiones y Buenos Aires”, apuntó.

De todos modos, la cuestión está todavía en etapa de evaluación y de análisis de los mecanismos de control externo que rigen en otras provincias. “Se está conversando, pero la determinación del Gobernador es que en el corto plazo se esté aplicando”, amplió el ministro.

Los números oficiales dan cuenta de un altísimo gasto en suplencias, que rondan los 270 millones de pesos sumando las dos áreas con plantillas más abultadas, Salud y Educación. En Salud, ronda los 91 millones de pesos al año.

Números

En Salud, con una planta de personal de 12 mil empleados, hay además otros 3.500 suplentes. Esa situación deriva en el hecho que sobre un presupuesto total de 660 millones de pesos anuales, 91 millones se destinen al pago de suplencias, más del doble del presupuesto que se destina por año al funcionamiento de los centros de salud.

En ese marco, Giano anunció que “vamos a corregir esta situación de inequidad que pagan todos los entrerrianos”. Uno de los caminos, además del control externo de ausentismo, es la instrumentación del pago de un adicional por presentismo, que en Salud es de 170 pesos. Al respecto, sostuvo que “la implementación del presentismo es un principio de justicia social” y “no puede ser que todos los entrerrianos paguen los abusos cometidos bajo distintas formas de ausentismo instaladas” en el Estado.

Según Giano, sólo tomando en cuenta la situación de los dos hospitales de mayor complejidad de la provincia, San Roque y San Martín, de Paraná, se observa un 50 % de ausentismo en el personal.

“Aunque los 91 millones que pagamos en suplencias no reflejan ese total. Sucede que en algunos casos se cubre con el mismo personal de planta, o pagando horas extra”, puntualizó.

Ahorro

El Gobierno asegura que ese gasto ahora comenzó a bajar, luego de la aplicación, a partir de este mes, del texto del decreto Nº 5.248 por el cual se instrumentó el denominado “adicional por presentismo, puntualidad y permanencia en el lugar de trabajo”, de 150 pesos para el escalafón general y de 170 pesos para Enfermería.

En ese sentido, el ministro citó el caso de los hospitales San Roque y San Martín: en forma diaria, los pedidos de licencia bajaron de un total de 50 a nada más que 8. En el Hospital San Martín, dicen las cifras oficiales, sobre un total de 1.800 empleados, 900 faltan a su trabajo, la mitad. “Esto no es nuevo, es estructural en el Estado, pero se agravó durante la gestión de Montiel. Ahora, nosotros hemos puesto en agenda a este tema, dispuestos a darle una solución”, planteó el ministro.

“No vamos a dejarnos presionar por declaraciones de quienes sostuvieron la peor administración y destruyeron la Provincia, especialmente en Salud, y que hoy critican una medida que promueve mejores condiciones de trabajo y salarios en la administración pública, especialmente en salud y educación”, expresó el titular de Salud y Acción Social, en directa alusión a las críticas del radicalismo.

“A una semana de haber implementado la medida, ya se registró una disminución del ausentismo -sobre un promedio de 45 pedidos diarios, bajó a 8 en los principales hospitales de la provincia”, dijo Giano para añadir que “esto significaría que podríamos estar generando un ahorro de más de 40 millones de pesos al año para -por ejemplo, entre otras cosas- invertirlos en prevención, promoción y educación para la salud”.

Luego, aseveró: “El Gobernador decidió poner en agenda este problema y lo vamos a solucionar, por que eso es lo que nos reclama toda la comunidad entrerriana; no estamos acá para amparar conductas que perjudican a los entrerrianos, y fundamentalmente a quienes más lo necesitan, por el contrario vamos a hacernos cargo de tomar medidas basadas en un principio de justicia social”.

Comentá la nota