Proveedores actualizan su reclamo

Se movilizarán a la Casa de Gobierno provincial para exigir el pago de una deuda de 240 millones de pesos. En un comunicado advirtieron que si la administración bonaerense mantiene la mora, no se entregarán viandas a 10 mil establecimientos educativos
El conflicto por la deuda que mantiene la Provincia con los proveedores estatales se agudizó en el segundo semestre de 2009. Prometieron bonos como forma de pago. Se hicieron marchas y reuniones. Los proveedores advirtieron, muchas veces, sobre el posible desabastecimiento ante la falta de recursos. Sin embargo, superada la primera quincena de 2010, el conflicto continúa sin un final a la vista.

En ese escenario, un grupo de Pequeñas y Medianas Empresas (pymes) que abastecen a comedores escolares bonaerenses anunciaron que se movilizarán hoy hacia la Casa de Gobierno de la Provincia para exigir el pago de una deuda de $ 240 millones.

Los empresarios sostienen que el dinero adeudado corresponde al último cuatrimestre de 2009 y, mediante un comunicado, advirtieron que si la administración del gobernador Daniel Scioli mantiene la mora, no se entregarán viandas a 10 mil establecimientos educativos.

Además de la protesta prevista en la ciudad, los proveedores dejaron abierta la posibilidad de cortar el tránsito en la autopista La Plata-Buenos Aires.

"Muchos proveedores quebraron sus pymes por falta de pago y otros se dedicaron a otras actividades debido a que no tienen alimentos y están en cesación de pago desde hace más de un mes", advirtió el documento.

La situación de los proveedores

Desde la Federación de Mayoristas y Proveedores del Estado (Femape), si bien descartaron hacer una movilización por el momento, denunciaron que "las empresas a las que el Estado les adeuda menos de $ 300 mil o aceptaron cobrar sólo una parte en bonos están teniendo serias dificultades porque el efectivo no apareció en la fecha que habían anunciado" desde el gobierno provincial.

Cuando se anunció el plan de cancelación de deudas a través de un bono, que rondaría los

$ 850 millones, se había establecido que todos aquellos que tuvieran deudas menores a los

$ 300 mil cobrarían en efectivo. Sin embargo, hasta el momento nada de eso sucedió.

En ese sentido, de acuerdo con los cálculos de los proveedores, serían unas 1.600 empresas las que tienen deudas menores a los $ 300 mil y que todavía no cobraron.

Las perspectivas son distintas, las diferencias entre estos reclamos con los que formulan las grandes empresas y contratistas difieren por el volumen y los ámbitos en que se desarrollan.

Según denuncian los más chicos, los proveedores más importantes tienen la posibilidad de dialogar directamente con funcionarios de la administración bonaerense, mientras a los más pequeños se los atiende "por la ventanilla".

Por otro lado, desde la Asociación de Prestadores de Servicios a Comedores Escolares también reclaman por la falta de pago. Aunque, según informaron a Hoy por el momento la asociación descarta cualquier movilización.Sin embargo, eso no significa que el conflicto siga latente.

En los documentos emitidos por la asociación se viene alertando sobre la situación que viven los proveedores. "Los últimos balances sostienen que se despidieron más de 500 trabajadores en los 134 distritos de la provincia de Buenos Aires debido a que los empresarios no tienen trabajo, no tienen alimentos y no tienen plata", informaron los Prestadores de Servicios a Comedores Escolares.

A su vez, se denuncia que muchas pymes familiares debieron cerrar sus puertas, dado que la situación es "insostenible". A esto muchos trabajadores tuvieron que dedicarse a hacer "otro tipo de trabajo", manifestaron desde la asociación.

El escenario es complicado, si bien los sectores mantienen sus diferencias respecto a las metodologías a utilizar, para reclamar sobre los pagos adeudados, el peligro del esabasteciemiento de comedores está siempre latente.

La falta de insumos y dinero es algo que se viene alertando desde hace meses. En un comunicado de principios de año, desde la asociación se había resuelto "no entregar viandas al inicio del año lectivo: el 1º de marzo".

"Sin dinero no se puede hacer absolutamente nada. La Provincia, el gobierno de (Daniel) Scioli, nos debe casi $ 400 millones por los meses de septiembre, octubre, noviembre y lo que corre de diciembre", denunciaron los proveedores estatales bonaerenses.

Comentá la nota