Las protestas hartan a comerciantes y vecinos

Están cansados de la quema de cubiertas en inmediaciones de la Gobernación. Hoy tendrán una reunión en la Defensoría del Pueblo de la ciudad con funcionarios provinciales y municipales.
Neuquén > Cansados de piquetes y protestas sociales que queman cubiertas sobre las calles que rodean a Casa de Gobierno, vecinos y comerciantes de la zona asistirán hoy a una reunión en la Defensoría del Pueblo de la ciudad, que convocará a funcionarios provinciales y municipales.

No cuestionan el derecho a peticionar sino la metodología que se aplica. Porque no sólo perjudica la economía local sino que pone en riesgo la salud y el medio ambiente. Esta es su mayor preocupación, en virtud de la cual intentarán acordar reglas de juego que no vulneren su seguridad.

La inquietud que nuclea a los comerciantes y vecinos cercanos a Casa de Gobierno fue dada a conocer por el defensor del Pueblo, Juan José Dutto, cuando el foco de conflicto era copado en sus cuatro esquinas por desocupados que reclaman trabajo y una audiencia con el gobernador Jorge Sapag.

Los manifestantes informaron que representan a 1.000 familias beneficiarias de planes sociales que en el mejor de los casos tienen una demora de dos meses en el pago. Dicen vivir en los barrios del Oeste, aunque la problemática comprende a toda la provincia.

"El recorte empieza por la gente que menos tiene, quien termina pagando las consecuencias de la crisis. Si el Gobierno quiere eliminar los planes que lo haga, pero que ofrezca entonces trabajo genuino", dijo Juan José Prieto, vocero del grupo. Sobre las esquinas de la Gobernación, sentaron cuatro piquetes desde la mañana. Afirmaron estar al borde del "estallido social". Prendieron cubiertas y otros reclamos confluyeron. La Uespo custodió la zona.

Otros reclamos

Referentes de la toma "Los hijos de Don Bosco II y III" sobre las 127 hectáreas pidieron ayer la regularización. La reunión que pactaron con Gobierno, según indicaron, se prorrogó porque no hay respuestas. "Queremos mantener el diálogo, pero la gente está cansada. Son 500 familias. Desde el 8 de agosto que estamos en la toma", comentó la delegada Maritza Sariego.

Personal de la Dirección de Atención a la Población Judicializada y del Centro de Atención a la Víctima del Delito también sumó su reclamo. Lo hizo con máscaras sobre el rostro, en repudio a un gobierno provincial que, según dicen, "los caretea". Así solicitaron un aumento de 1.000 pesos; la recategorización; recursos y definición presupuestaria.

Protesta en el EPAS

Cerca de Casa de Gobierno, una marcha encabezada por los trabajadores del EPAS, que se concentró en las afueras del edificio, sobre Santiago del Estero, denunció el incumplimiento de un acta acuerdo firmado por el ministro de Gobierno, Jorge Tobares, para facilitar el ingreso progresivo de 150 trabajadores.

No quemaron gomas. Tampoco utilizaron máscaras. Pero la protesta derivó en un supuesto incidente. Carlos Trecamans, delegado de ATE en el EPAS, denunció que un trabajador fue agredido por el titular del organismo provincial, Nelson Damiani, cuando protestaban en el hall de la presidencia.

Se habló de forcejeo y cruce de palabras. La denuncia, comentó, se plasmó en una exposición policial. Frente al EPAS, recibieron el apoyo de otras dependencias provinciales. Javier Lombardo, delegado gremial en Desarrollo Social, denunció el "desmantelamiento a la que está sometida la institución".

Reclamó incremento salarial y el pase a planta para no menos de 300 trabajadores en negro. Hoy instalarán una radio abierta en Sarmiento y Olascoaga.

Comentá la nota