Dos protestas frente a la Casa de Gobierno

Dos protestas coincidieron ayer en la Casa de Gobierno: la de los auxiliares de servicio de UPCN y la de quienes reclaman la construcción de sus viviendas en el predio de las 127 hectáreas del barrio La Sirena.
Cerca del mediodía, medio centenar de auxiliares cortó el tránsito en la calle Roca, frente al ingreso al edificio, en reclamo del pase a planta permanente de personal que se desempeña en escuelas.

Integran un listado que fue consensuado con el gremio docente ATEN.

La oficina de prensa de UPCN informó que la protesta surgió porque ahora el gobierno provincial quiere tomar exámenes preocupacionales a los trabajadores y habría reparos para tomar en la planta del Estado a empleados que en poco tiempo se jubilarían.

Esta mañana el gremio espera una respuesta, pero podría lanzar alguna medida de fuerza, según informó.

La otra protesta fue la de los vecinos que integran la Cooperativa de las 127 hectáreas.

En este caso, manifestaron su rechazo a la decisión del gobierno de que sean los diputados provinciales quienes autoricen que parte del predio se use para construir casas.

El malestar sobre todo se hizo más evidente luego de que la provincia proveyera postes y alambre para que los futuros propietarios cerquen un predio de 14 hectáreas, parte de las 127, donde se levantarían las viviendas, según informó Jorge Salas, al frente de la cooperativa.

Salas logró entrevistarse con asesores del ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares, quienes propusieron un nuevo encuentro para el jueves.

Podría surgir de esa reunión una resolución para el planteo de evitar la aprobación legislativa, a la que en la cooperativa ven como "una nueva dilación" a la respuesta que esperan.

Comentá la nota