Las protestas desataron la polémica entre Pera y Sangre

"Hay sectores que apuestan al fracaso del nuevo modelo", afirmó el secretario general de la UTA. Para el edil, el sindicalista está acostumbrado a las actitudes despectivas.

Quejas por los trayectos o por las monedas, explicaciones, piquetes, cortes, colectivos demorados, recorridos modificados.

Mientras la primera semana del nuevo sistema de transporte urbano de pasajeros quedó enmarcada por los conflictos, el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Ricardo Pera está convencido de que hay sectores políticos que apuestan al fracaso del modelo y habló puntualmente del concejal Alberto Sangre (Coalición Cívica).

Para el sindicalista, las deficiencias son marcadas por los vecinos y también por la UTA, pero afirmó que se atraviesa la etapa de ajuste de un modelo al que los usuarios tardarán un tiempo en habituarse.

"No me molestan las expresiones de la gente. Formo parte de uno de los gremios más combativos de la ciudad, pero no acepto que hayan tomado compañeros de rehenes. En Spurr, nos negamos a participar del piquete, por eso se paralizó la línea", le dijo el gremialista ayer a este diario.

Pera admitió que los choferes no fueron maltratados durante los cortes en los barrios Spurr y 5 de Abril, pero que tuvieron que quedarse cuatro horas en los colectivos. También sostuvo que entre Spurr, Villa Serra y Villas Rosas hay diferencias barriales que son instigadas desde hace tiempo y que la UTA no se involucrará en ellas.

"En las protestas de los últimos días participaron vecinos que reclamaban por sus necesidades y 'vivos' que los manipularon con fines políticos y que apuestan al fracaso del modelo, porque se los ha visto en un piquete y en otro. Me llama la atención que el edil Alberto Sangre haya estado, a la una de la mañana, en medio de la manifestación frente a la entrada del Grupo Plaza. Me gustaría verlo al frente de las soluciones, porque no ha dicho que él también es responsable de los nuevos recorridos que aprobaron los concejales y no escuchándole decir que no se puede dejar todo a la deriva de las empresas y los choferes".

Pera afirmó que los choferes, en cambio, están poniendo todo su esfuerzo para que el modelo funcione y se convierta en un servicio mejor.

"Nosotros, estamos ante un hecho que significa fuentes de trabajo, y los usuarios, frente a una prestación de suma necesidad. Es cierto, aparecieron falencias en los primeros días, pero se van solucionando gracias a la buena predisposición del Ejecutivo y de la dirección de Transportes. El pliego establece que puede haber hasta un 20 por ciento de correcciones".

Pera, también titular de las 62 Organizaciones Peronistas, consideró que solucionado el sistema de pago, el modelo terminará por ajustarse en los próximos días y que para el inicio de las clases, funcionará correctamente.

La versión del edil

"Pera está acostumbrado a considerar a las personas de una manera despectiva. No me llama la atención. Cuando era funcionario del intendente Lopes opinaba de algunos temas sin conocerlos demasiado. Lamento que no me haya llamado para que yo le pudiera decir qué hacía en Plaza la noche de la manifestación. Tal vez, lo que más preocupa a Pera es el aumento de la tarifa. Quizás haya asumido algún compromiso que no pudo cumplir", dijo Alberto Sangre.

El edil, anoche le comentó a este diario que desde la Sociedad de Fomento de Villa Bordeu, el lunes pasado se le avisó que las unidades de la 519A no llegaban a Los Chañares, Don Ramiro y Bordeu, puesto que, ante el descanso, los choferes los dejaban en la ruta 35 y Sesquicentenario porque Plaza tiene su base muy cerca de allí, en Don Bosco y Sesquicentenario.

"A las 22, supe que los vecinos se manifestaban en la base de Plaza y que habían cortado dos accesos. Fui para tratar de descomprimir la situación. Como el gerente de la empresa no me recibió, a la una del martes me volví a casa. Al rato me llamó el gerente y quedamos que al otro día todo se aclararía en la Municipalidad. Así fue. Se admitió el error de interpretación y el director de Seguridad Vial le pidió a Plaza que cumpliera con el recorrido. Allí terminó mi gestión", aseguró Sangre.

El concejal agregó que ni bien este diario publicó los trayectos del nuevo modelo, muchos sectores pusieron el grito en el cielo y que en el Concejo Deliberante, por medio de la comisión multisectorial, se hicieron los ajustes luego determinados por ordenanza.

"Si hay un caos, ¿qué hubiera sido sin esos ajustes?, porque hubo conductores que ni siquiera conocían el recorrido de la línea que tenían asignada. En el Patagonia, el otro extremo de la 519A, también hubo problemas ante el desconocimiento de las modificaciones".

Para Sangre no se dimensionó, por parte de los funcionarios municipales, la magnitud de esta transferencia y "por eso no se asignaron los recursos humanos y los medios necesarios". Como ejemplo, indicó que el lunes, la 519 que debía salir a las 3 de la mañana de Cuatreros Viejo, no lo hizo porque el conductor creía que tenía que hacerlo del paraje Villarino Viejo, a unos 10 kilómetros de allí. Ese día, los obreros del frigorífico Villa Olga llegaron tarde a sus trabajos".

Dato

120 mil pasajeros por día se registran en temporada alta, según datos de la UTA. En tiempos de vacaciones, promedian 80 mil.

Sin cambios en la 503

La secretaria de Gobierno, Diana Larraburu, confirmó ayer que la línea 503 mantendrá los recorridos establecidos en el pliego concensuado en el Concejo Deliberante y que, según le dijo a este diario, es defendido en distintos barrios de la delegación Villa Rosas, por caso Talleres, Moresino, Serra, Rucci, Spurr y Centenario.

La funcionaria comunal indicó que el trayecto es el resultado de seis meses de trabajo entre las instituciones barriales y el área de Tránsito y Transporte.

"Ese sector de la ciudad es cubierto por la 512 (que tampoco tendrá variantes en su recorrido), 503, 502 y la 518, que se prolongará hacia Spurr. Se trata de una nueva alternativa que se pone en marcha hoy y que se espera consolidar para el lunes", explicó.

La única modificación de la 503 estará dada por el ingreso al barrio Palihue, hecho que beneficiará a los alumnos que concurren al complejo de la Universidad Nacional del Sur. Dicha medida fue consensuada entre la Municipalidad y la secretaría de Asuntos y Bienestar Estudiantil de la casa de altos estudios.

Comentá la nota