Dos protestas bloquearon la Ruta 234 en el ingreso a San Martín de los Andes

Un centenar de vecinos del barrio "120 viviendas" reclamó por el servicio de electricidad. Y obreros de la empresa Werefkin pedían el pago de sueldos.

Intervino la intendente Luz Sapag. Dio un adelanto a la constructora y se comprometió a hacer gestiones ante el EPEN.

San Martín de los Andes > Un centenar de vecinos del barrio "120 viviendas" y obreros de la empresa Werefkin cortaron ayer durante toda la mañana la Ruta Nacional N° 234 en el ingreso a esta ciudad. Los primeros solicitaban la puesta en marcha de un transformador que permita contar con luz adecuadamente en el barrio y los segundos el pago de tres quincenas que la constructora les adeuda.

El corte comenzó a las ocho de la mañana y se extendió hasta pasado el mediodía.

Tras tomar conocimiento del caso, la intendente Luz Sapag se reunión con los integrantes de su gabinete de modo tal de buscar una salida a la cuestión.

Según se indicó oficialmente "luego de las primeras averiguaciones se supo que el transformador que debió llegar hace unos días a esta ciudad, todavía se encuentra en la ciudad de Buenos Aires debido a que la empresa aún adeuda parte del mismo".

Además desde la comuna se indicó que "durante el año 2008 la jefa del Ejecutivo mantuvo innumerables reuniones con funcionarios del gobierno nacional para lograr un aporte de 1,8 millones de pesos destinados a la obra de electricidad de todo un sector de Chacra 30".

"Finalmente el aporte se logró y fue entregado a la empresa para que comprara todo el equipamiento necesario y realizara la obra requerida, cosa que no fue concluida", agrega el parte oficial.

Este es el segundo reclamo que realizan los vecinos respecto a la necesidad de contar con el transformador en cuestión.

Luz Sapag solicitó al subgerente regional del EPEN, Dante Knotell, que realice una obra provisoria y segura que permita contar a los vecinos con un servicio eléctrico adecuado hasta tanto se solucione el problema del transformador.

Pago

Con relación al reclamo de los obreros, el Ejecutivo resolvió dar un adelanto de $ 95 mil a la constructora Werefkin en concepto de futuros pagos por el tratamiento de residuos, que dicha empresa realiza en una cantera, trabajo por el cual el municipio abona una suma determinada, que según indicó, está al día.

El adelanto en cuestión fue destinado al pago de las quincenas adeudadas, lo cual junto con los trabajos que realizará el EPEN, permitieron destrabar este conflicto.

Consultada al respecto Luz Sapag expresó que "es lamentable que una empresa que tiene varias obras en la provincia actúe de esta forma". Y aseguró que se dirigió al corte de ruta con una escribana para realizar un acta, que además de definir el origen del corte, constate que el piquete se produjo por incumplimiento de la empresa.

La jefa comunal aclaró que "es importante recordar también que el corte de ruta es un delito y que no es la forma de realizar los reclamos". Además señaló que "las acciones que tomó el municipio y que debería haber realizado la empresa, se adoptaron para conservar la paz social que tanto nos cuesta construir ".

El tercer punto que originó el corte de ruta, fue el reclamo de los adjudicatarios de las 41 viviendas que aún faltan entregar para cumplir con la totalidad del plan de 120.

En este sentido se acordó que el lunes se realizará una reunión con representantes de la empresa para acordar la fecha de entrega.

Comentá la nota