Protesta con velas y marcha a Plaza de Mayo por el tarifazo

Protesta con velas y marcha a Plaza de Mayo por el tarifazo
Unos 3.000 usuarios reclamaron que se anulen las subas en el gas y la electricidad.
No a los tarifazos. La energía es un derecho. No al corte de servicios". Con estas consignas y otras de tono similar, unos 3.000 manifestantes -con velas encendidas en las manos- se movilizaron ayer para repudiar los recientes aumentos de las tarifas de luz y gas. "Queremos que se aplique un valor socialmente justo", reclamaron.

La movilización se inició poco después de las 19 y marchó desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo, donde exigieron al Gobierno que anule la aplicación de la medida. Fue durante un breve acto que se hizo en el cruce de la Avenida de Mayo y Bolívar, frente al Cabildo. Los manifestantes no pudieron acercarse más a la Casa Rosada porque se los impedía un vallado policial.

Los aumentos que autorizó el Gobierno tras eliminar los subsidios que venía otorgando llegaron a representar porcentajes muy elevados que generaron las quejas inmediatas de los usuarios: hasta el 600% en el caso de la electricidad y hasta 200% para el gas.

La manifestación fue convocada por las asociaciones de consumidores, el radicalismo, la Coalición Cívica, el SI, la CTA, el Partido Obrero y la Federación de Trabajadores de la Energía, entre otras organizaciones políticas y sociales.

Entre las entidades de usuarios estuvieron el Centro de Educación al Consumidor, Deuco, Consumidores Libres, la Unión de Consumidores en Defensa de los Derechos de los Usuarios y la Unión de Usuarios y Consumidores.

Pero una buena parte de los manifestantes llegó desde el conurbano bonaerense, movilizados por organizaciones como Barrios de Pie. Por eso, se pudieron ver pancartas que identificaban a las asambleas barriales de localidades como Lanús, Don Torcuato, Tigre, Ituzaingó y La Matanza.

Según los testimonios que pudo recoger Clarín en el lugar, se trataba de familias de extracción humilde que comparten una misma vivienda y un único medidor. Ese fue el caso de Silvia Jaines, de Don Torcuato, donde las tres familias que compartían el gasto de electricidad pasaron a ser categorizados como grandes usuarios porque superaban los 1.300 kilovatios. Esto determinó que de pagar una factura mensual de 180 pesos pasaran a pagar 630 pesos.

Mercedes Espíndola, vecina de Barrio Mitre, en Hurlingham, relató a este diario que se encontraba en una situación similar: la factura pasó de $ 450 a $ 1.300.

"Exigimos que se derogue la resolución 1169 de 2008 porque el aumento de tarifas es un robo al pueblo y debe anularse. Es una burla que el pueblo sea multado por consumir mientras las empresas exportan gas, petróleo y nafta", reclamó la multisectorial contra el tarifazo en un documento.

Comentá la nota