Protesta de vecinos Reparan problemas de agua en calle Chile

El pasado sábado, EL DEBATE reflejó una protesta de vecinos por la pérdida de agua en la calle Chile al 600 de nuestra ciudad. En las últimas horas comenzaron a trabajar en ese tema. Por otra parte, vecinos del Barrio Juana María, no reciben respuestas.

En la edición de EL DEBATE del pasado sábado 24, se reflejó la protesta de vecinos de la calle Chile al 600 de nuestra ciudad. Una protesta por la pérdida de agua que tiene ya casi un año de antigüedad y los vecinos reclamaron repetidas veces a la empresa Aguas de Zárate, sin tener respuesta al respecto.

Dicho reclamo de los vecinos dio sus frutos; pues en las últimas horas se comenzó a trabajar en la zona. Aguas de Zárate reparó la pérdida de agua y próximamente tapará el pozo.

La causa principal de esta rotura, es el deterioro del pavimento. Los vecinos destacaron el peligro que la pérdida producía por la creación de musgo que dificulta el tránsito a motociclistas y ciclistas, y que ha sido causa de varios accidentes. Es por eso que se espera el reparo de la calle también.

Juana María

En la edición de EL DEBATE del día lunes, se pudo leer otra protesta de vecinos, pero esta vez en el Barrio Juana María.

El motivo era el arreglo en un desagüe -en la intersección entre las calles French y Güiraldes- que se encontraba tapado por escombros y cubiertas.

Los vecinos esperaban una respuesta desde hace aproximadamente cinco meses, pero siguen sin encontrarla.

“Es muy peligroso. En esa esquina pasan autos y motos constantemente, no sé que esperan para repararlo”, recalcó un vecino del Barrio Juana María, y agregó en el día de ayer que “no hay que olvidarse de los barrios, somos parte de la ciudad también”.

Inundación

El día miércoles se produjeron precipitaciones en Zárate, y ello provocó nuevamente inundaciones en calle Güiraldes, entre French y Valentín Alsina.

No es ninguna novedad lo que pasa en esa zona, ya que cada vez que llueve, la calle se inunda completamente y es imposible la salida de la gente de sus hogares.

“Cada vez que tenemos tormentas, hay que salir en canoa; es una vergüenza”, le comentó un vecino de la zona a nuestro matutino.

Comentá la nota