Protesta vecinal por las inundaciones

Después de dos jornadas de cortar la ruta 304 y de haberse trasladado ayer a las instalaciones de la comuna, vecinos de El Chañar recibieron algunos atisbos de solución al reclamo que venían realizando a raíz de las inundaciones que padecieron tras la tormenta de Reyes.
Mara Acosta, damnificada de esa localidad, aseguró que son cerca de 50 las familias que perdieron sus pertenencias y que en razón de que el delegado comunal (Carlos Salazar) no brindó ningún tipo de solución debieron realizar la descripta manifestación.

"Después de tomar la comuna, volvimos a la ruta, y en esa circunstancia vino gente del Ministerio del Interior, que no estaba en conocimiento de los problemas que atravesábamos y comprobaron el abandono de persona que hizo el Delegado. Por ese motivo, mandaron gente a trabajar, además de acercarnos algunos colchones y un pequeño bolsón alimentario", sentenció Acosta.

Una acequia que corre paralela a la ruta 304 en el kilómetro 18, desbordó involucrando a las viviendas que se ubican a ambos lados de la misma. "Sólo un sector salió a protestar cortando la ruta. El resto no lo hizo porque tienen temor de salir y perder los planes que cobran", sentenció.

Por su parte, el comisionado rural de El Chañar, Carlos Salazar, advirtió que la mayoría de la gente que tuvo el problema ya está en su casa y que "deben ser no más de 30 las personas que se manifiestan en una actividad de claro tinte político", subrayó.

Comentá la nota