Protesta de trabajadores de la pesca en el hall de la Municipalidad

Advierten sobre despidos masivos en el sector de la pesca. Y piden que los subsidios vayan a quienes realmente los necesitan.
Un nutrido grupo de obreros del sector de la pesca realizó ayer una protesta en el hall de la Municipalidad en reclamo de más subsidios, ante la gran cantidad de despidos y cesantías de contratos laborales que ocurrieron en los últimos meses. Tras firmar un acta acuerdo con el subsecretario de Gobierno, Fernando Gauna, se desalojó pacíficamente el lugar.

Los protagonistas de la protesta pertenecen a una cooperativa que cerró sus puertas recientemente, dejando en la calle a unos 300 trabajadores.

Mientras que en los próximos días alrededor de 1200 trabajadores de la pesca en conflicto recibirán una ayuda económica de 500 pesos, con el paso de los días se agrava el panorama laboral en el puerto.

Los manifestantes aguardaron en el hall central del palacio comunal hasta ser recibidos por el subsecretario de Gobierno, Fernando Gauna.

El funcionario les solicitó que liberaran el acceso para permitir que otros marplatenses puedan realizar con normalidad sus trámites. En tanto, según se dio a conocer, mantuvo contactos telefónicos con el intendente Gustavo Pulti para ponerlo a corriente de esta situación.

Si bien hubo un despliegue policial intenso en el lugar, no se registraron incidentes.

Roberto Villaola, una de los voceros de los trabajadores, señaló: “Siguen echando gente. Han echado a más de doscientas personas en estos últimos tres días. Somos ocho mil trabajadores y la solución tiene que venir para todos. El Ministerio de Trabajo tiene un relevamiento oficial de cinco mil setecientos sesenta y ocho trabajadores precarizados. Quien se hizo responsable de esto fue la Secretaría de la Producción, de Tettamanti, donde hay una oficina de empleo que tenía que darle solución a todos estos problemas y no le dio absolutamente ningún tipo de solución. Hagamos una mesa de trabajo en la que participen los trabajadores, que son los que conocen el problema, para tratar temas como la contención y la jubilación anticipada. El intendente Pulti se comprometió a hacer todas las gestiones pertinentes".

Sueldos atrasados

Más de medio centenar de camioneros reclamaron ayer frente a una planta de la firma Barilari por sueldos atrasados e incertidumbre sobre su futuro laboral. Enrolados en la empresa en relación de dependencia, afirman que se les debe el salario de noviembre -promedio de 5.000 pesos por cada uno de los 53 choferes-.

"No es sólo el sueldo sino saber cómo está nuestra situación laboral. Nadie nos dice si vamos a segur trabajando, si estamos o no despedidos. Nos cortaron la entrada a la empresas. Nadie nos atiende. Nos consideramos despedidos, por eso estamos esperando al Sindicato de Camioneros, que se presente acá y nos respalde. No nos vamos a ir hasta tener una respuesta y si no la hay, mañana (hoy) vamos a protestar a la Municipalidad", adelantó Javier Fredez, delegado de los trabajadores.

Comentá la nota