Protesta del Suoem y contraprotesta vecinal

Las señales internas en el sindicato marcan un momento complicado para Rubén Daniele, el aliado de Luis Juez. Giacomino anunció que hoy se depositan sueldos y aguinaldo. Vecinos programan nuevos actos contra el sindicato.

El sindicato municipal (Suoem) hizo ayer la peor demostración de fuerza en mucho tiempo, con un secretario general, Rubén Daniele, desdoblando la protesta en una toma simbólica del Palacio 6 de Julio y una modesta asamblea en la explanada del municipio. Además, al estilo del cacique sindical que en los años ’70, Casildo Herrera, dijo yo me borro", Daniele sacó una sospechosa "carpeta médica". Tan sospechosa que media hora después del acto lo vieron tomando café sobre un bar de La Cañada, a pocos metros de 27 de Abril.

¿Qué le pasó a Daniele al punto de "reprogamar a voluntad el mandato de la asamblea general del martes 23? No se sabe, pero algo es seguro: el triunfo a medias y menos que discreto de Luis Juez el pasado domingo, lo ha golpeado fuerte. Es de esperar que también por debajo de la línea de flotación de su poder gremial, algo que los vecinos de Córdoba celebrarían entusiastamente.

Una insinuación de esto pudo verse por la tarde cuando un grupo de 300 vecinos se reunieron en el mismo lugar que horas antes lo habían hecho los activistas del Suoem, pero en este caso para reclamar contra los sindicalistas y expresar su apoyo al intendente Daniel Giacomino en su decisión de recortar los gastos en sueldos.

Se trata de vecinos autoconvocados de centros vecinales y una ONG, a los que luego se sumaron funcionarios municipales, rápidamente dispuestos mejorar los números en la explanada

"Estamos juntando firmas para ponerle freno al sindicato", dijo Hernán Domínguez, de la ONG Jóvenes Ciudadanos, una de las entidades convocantes al acto.

Estos vecinos decidieron realizar el próximo jueves un bocinazo en las adyacencias del Palacio 6 de Julio, y tienen fundadas razones y expectativas en que se vayan sumando vecinos a las protestas contra el sindicato.

La de ayer no fue una puesta multitudinaria ni muchísimo menos, pero es una clara señal sobre el humor de la gente sobre el sindicato y, en particular, sobre la prepotencia de Daniele, que hasta llegó a decir en el acto de la semana pasada que le importaba "un carajo" si la dedicación a sueldos de dinero municipal llega al 80 por ciento de los recursos.

Hace pocas semanas, un exabrupto también de grueso calibre a canales de televisión, lo llevó a Daniele retractarse al día siguiente. Pero, se sabe, el sindicalista es un reincidente crónico y, de verdad, desde hace 25 años no le importa uno sino tres carajos que los vecinos deban pagar más impuestos para financiar una sobredimensionada y bien paga planta de agentes.

Los desastres que hacen en la ciudad cuando protestan, su baja productividad, el tamaño de la planta -de lo cual la cúpula gremial es corresponsable con Luis Juez- y estos insultos de mal gusto y poco tacto político, van a ser factores que incidirán en el futuro del conflicto con Giacomino.

El interior del Suoem también registra las barbaridades públicas de Daniele, lo que se refleja en un clima interno para nada favorable al prepotente capo sindical.

Sueldos y aguinaldo

El intendente Giacomino -que ayer declaró asueto administrativo ante denuncias sobre la existencia de 200 bombas molotov en las instalaciones municipales- informó que hoy estarán depositados los sueldos y aguinaldo de los municipales.

Comentá la nota