Protesta de residentes del barrio Las Mellizas.

Vecinos solicitaron arreglo de calles y mejora de iluminación. Residentes en la zona de las casas nuevas del barrio Las Mellizas dieron a conocer su inquietud por la falta de obras y servicios. Reclamaron, por el estado de las calles, cordón cuneta, alumbrado público, transporte urbano de pasajeros y seguridad. Esperan respuestas de las autoridades locales.
Vecinos del barrio Las Mellizas residentes en la zona de las casas nuevas –correspondientes al Plan Federal de Viviendas-, dieron a conocer su inquietud por la falta de obras y servicios en el lugar. Reclamaron, entre otras cosas, por el estado de las calles, alumbrado público, transporte urbano de pasajeros y seguridad.

En horas de la mañana de ayer se manifestaron públicamente y dialogaron con este medio detallando la problemática en la que se encuentran inmersos. Insistieron en que el pedido abarca principalmente la finalización del arreglo de calles que comenzó a realizarse a mediados del año próximo pasado; la culminación de las viviendas, veredas y cordón cuneta por las cooperativas que –dicen- no fueron entregadas en tiempo y forma; la realización de reductores de velocidad sobre calle Strauss; y la concreción de las obras de gas natural y cloacas.

“No es la primera vez que nos organizamos. Ya lo hicimos antes y tuvimos algunas respuestas pero después pasó el tiempo y volvemos a lo mismo”, declaró Gustavo, un vecino del barrio.

Servicios

Los vecinos remarcaron también la necesidad de contar con el servicio de atención de la Asistente Social que concurre al dispensario del barrio. “Jamás viene para el fondo y acá hay mucha gente necesitada que ignora qué hacer con algunos trámites de pensiones, discapacidad y otras cosas”, criticó Marisa.

En este contexto, presentaron una nota en Mesa de Entrada del Departamento Ejecutivo con el aval del presidente de la Comisión Vecinal Martín Cardinale describiendo la situación del barrio y solicitando el accionar de las autoridades.

En caso de no obtener respuestas en una semana, los vecinos afirmaron que se trasladarán con el reclamo al Palacio Municipal.

“El barrio es una mugre. Queremos que nos den una pronta respuesta y que nos dejen de catalogar como una villa. Acá hay gente trabajadora como en todos lados”, sostuvo Marisa, quien agregó que padecen cuando llueve porque se embarran las calles y no pueden pasar “ni caminado”.

Asimismo, señalaron la necesidad de que las líneas de colectivo urbano ingresen a esa zona del barrio.

“Tenemos un lugar para hacer una plaza y un dispensario nuevo, pero dejaron montañas de tierra por todos lados y casas que quedaron sin terminar. Necesitamos tener una mejor calidad de vida”, afirmaron.

Inseguridad

Los vecinos indicaron que ante la falta de iluminación en las calles aumenta la inseguridad en el barrio. “Salimos a las 5:00 a trabajar con miedo a que nos roben. Hemos sacado unos cuantos delincuentes y no queremos que se nos instalen”, sostuvieron.

“Este es un pedido para que nos brinden los servicios correspondientes. Si pago el alumbrado público quiero que se me retribuya esa plata poniéndome un foco a media calle y en las esquinas de las calles”, afirmó otra vecina. En este contexto, peticionaron la instalación de un destacamento para toda la zona norte.

“La delincuencia está en todos lados, también en nuestro barrio”, dijeron.

Comentá la nota