Protesta gremial bajo la lluvia en la plaza.

En Tucumán se llevó a cabo la movilizacion convocada por la CTA nacional. Las clases se dictaron con normalidad en el nivel primario. Estricto operativo de seguridad.
Las bajas temperaturas y la persistente llovizna, influyeron para que la cantidad de manifestantes no sea la esperada, para dar respuesta con presencia en las calles, ante el paro decretado a nivel nacional por la Central de Trabajadores Argentinos (CTA). De todos modos, la medida de fuerza contó con el aporte de dirigentes de la Asociación Empleados del Estado (ATE), de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP) y de la misma CTA, quienes comenzaron la fría jornada con un piquete en el puente Lucas Córdoba, generando trastornos en los automovilistas que pretendían superar el bloqueo. Alrededor de las 11.00 se movilizaron hacia la plaza Independencia. Con grandes paraguas y mostrando sus carteles, los manifestantes respaldaron los reclamos de la central obrera nacional, aunque no desaprovecharon la ocasión para quejarse de cuestiones locales.

Varias protestas

En el principal paseo de la ciudad, desafiando las inclemencias del tiempo, también manifestaron profesionales de la salud y ex soldados tucumanos agrupados en la corriente Reivindicación Histórica y Social que lidera, Alberto Reinoso. De este modo, fueron varios los frentes que se convocaron bajo la lluvia para dar cuenta de su malestar, lo que motivó que se afecte una importante cantidad de efectivos policiales para controlar eventuales desbordes que no se produjeron.

Rechazo al aumento

El dirigente Martín Rodríguez, manifestó que la situación salarial se agrava en nuestra provincia dado los "magros salarios que perciben los trabajadores". Así rechazó el aumento otorgado por la Nación del 15,5 por ciento, considerando que resulta altamente insuficiente esa mejora. "Los salarios de Buenos Aires son muy distintos a los de Tucumán, donde el sueldo básico ronda los 200 pesos. Esto quiere decir que el aumento apenas alcanzaría los 40 pesos. Por eso estamos apelando al sentido común de la provincia para que los empleados tengan una mayor ingreso", afirmó el gremialista mientras marchaba por la plaza Independencia.

Mejor redistribución

El secretario general de la CTA-Tucumán y líder de ATEP, César Américo Zelarayan, apoyó cada uno de los puntos que se reclama a nivel nacional. Entendió que es necesario que el Estado se haga cargo de una verdadera política de redistribución del ingreso. "El Estado se debe ocupar de todos por igual. Se escucha decir que se logró la integración de los más necesitados, cosa que no es cierto. Hay muchos chicos que no acceden a las escuelas y están en las calles", espetó. Pese a la convocatoria nacional, en Tucumán las clases no se vieron afectadas por lo que no se interrumpió el dictado de clases. Los gremios de ATEP, APEM y AMET resolvieron no realizar quite de colaboración. El gremio de docentes universitarios no trabajó.

Comentá la nota