Protesta de Greenpeace en puente de Pittsburgh, donde se reúnen los gobernantes del G-20

Activistas de la organización ambientalista Greenpeace lograron colgar un cartel gigante en un puente de Pittsburgh, Pennsylvania, donde se reúnen los gobernantes del G20, en el que alertan sobre el peligro del cambio climático.
"Peligro. Destrucción climática en curso. Reduzcan las emisiones de CO2 ahora", decía el cartel que permaneció colgado sobre el río Ohio, acción por la cual fueron arrestados 14 integrantes de Greenpeace.

La organización planeaba colocar dos carteles más en otros puentes de la ciudad pero lo equipos fueron detenidos por la policía.

Pittsburgh, protegida por 900 policías ayudados por cerca de 1.200 hombres de la Guardia Nacional, está completamente aislada.

Tal como sucedió para la reunión del G8 (los siete países más industrializados y Rusia) en Génova en 2001, el área en torno al centro de convenciones donde se reunirán los gobernantes del G20 (integrado por las potencias industriales y emergentes) está separada por una suerte de valla metálica imposible de superar.

Comentá la nota