Protesta en Desarrollo Social

Sin respuesta de parte del Ministerio de Desarrollo Social, los trabajadores y encargados de un comedor para discapacitados que funciona en Cuenca XV volvieron a ocupar el miércoles el ingreso al edificio organismo. Reclamaban las partidas para comprar la comida que, desde hace tres días, no entregan a los casi 300 chicos que asisten al comedor.
El conflicto con las autoridades del ministerio tuvo su pico máximo de tensión, cuando los manifestantes, que presionaban por una entrevista con el titular del área, Wálter Jonsson, fueron encerrados en el edificio. Más tarde, cuando el hecho se hizo público, se retiraron los candados.

"Nos habían encerrado con candados y nos rodearon con policías", relató Patricia Rivero, una de las encargadas del comedor.

Comentá la nota