Protesta dejó sin agua a dos barrios neuquinos

Un nutrido grupo de vecinos de la toma 7 de mayo llevó ayer al extremo el reclamo por contar con el servicio de agua potable, ya que tras tomar un tanque maestro del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) interrumpieron por varias horas el suministro a los populosos barrios Cuenca XV y Toma Norte.
"Como la gente de Toma Norte, que ahora son barrio no nos dejan conectarnos de su red a pesar de que estamos a 200 metros del año, tomamos el tanque general y le cortamos el agua a todos para que vean por lo que pasamos nosotros", aseguró uno de los vecinos, Leonardo Poblete.

Hoy reclamarán ante el EPAS

El manifestante explicó que "desde hace dos semanas no tenemos agua y desde el municipio no nos envían los camiones cisterna que dijeron en el plan de emergencia".

La toma 7 de mayo tiene pocos años de existencia pero en ella viven cerca de 800 familias, las que advirtieron que hoy se acercarán a las oficinas del EPAS para reiterar su pedido ya que aseguraron estar dispuestos a realizar ellos la obra de conexión. No obstante, Poblete adelantó que de no obtener una respuesta favorable "vamos a volver a cortarle el agua a todos los barrios que dependen de este tanque desde el mediodía".

Comentá la nota