Protesta en la casa de un funcionario

El grupo de mujeres que había usurpado viviendas en un barrio de la localidad de Santa Rosa, en el departamento Valle Viejo, acompañados por sus hijos y algunos familiares, realizaron ayer una manifestación pacífica frente a la casa de un funcionario del Instituto Provincial de la Vivienda, en reclamo de una solución habitacional.
El grupo se movilizó desde el ingreso al barrio que aún no se entregó, donde instalaron las carpas en las que pasan la noche tras desistir de la usurpación, hasta la casa del funcionario del IPV, que concretamente se desempeña en el área de adjudicaciones.

La manifestación fue pacífica, pero la gente se asombró ante "la poco habitual movilización de efectivos de la Policía, patrulleros y camionetas, que llegaron a resguardar al funcionario, y no a nosotros, que dormimos y vivimos a la intemperie" señaló una de las manifestantes a un medio radial.

El grupo se mantiene en vigilia aguardando una solución de parte de las autoridades del IPV, dado que sostienen que habían sido incluidos en una lista de adjudicatarios de las viviendas, y luego fueron "borrados". En un primer momento, usurparon las casas del conglomerado aún no entregado, pero luego desistieron y se instalaron afuera del predio.

Comentá la nota