Protesta y caos en los puentes

Los docentes de ATEN, en una actividad en conjunto con los maestros rionegrinos de UNTER, interrumpieron ayer el paso en el peaje que une Neuquén y Cipolletti desde las 18 hasta las 20 lo que generó un caos en el tránsito.
Una larga fila de automóviles desde el puente carretero hasta la calle Moquehue se extendió sobre la Ruta Nacional Nº 22. Al llegar al peaje los automovilistas recibieron volantes explicativos del conflicto.

La medida fue realizada en el marco del plan de lucha de los docentes de las dos provincias en reclamo de aumento salarial. Si bien no estuvo cortado totalmente el paso, sólo dos carriles de cada lado permanecieron abiertos y con las barreras levantadas.

El secretario general de ATEN capital, Gustavo Aguirre, comentó que no tuvieron inconvenientes durante la volanteada y que la gente los recibía sin problemas.

El caos en el tránsito y el desconcierto de los automovilistas en el horario de regreso a casa duró más de dos horas.

Hasta ayer el ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares no había convocado a ATEN a una nueva mesa de negociación salarial. El gremialista remarcó la expectativa sobre una nueva propuesta pero “que sea de aumento y no dinero excepcional”.

“Cada vez se instala más en la sociedad las dudas de donde irían los fondos que no dan a conocer en el presupuesto provincial. Ni los diputados pueden avanzar sobre el presupuesto”, afirmó Aguirre.

Marcha provincial

Dentro de las medidas de fuerza los docentes realizarán hoy una manifestación por el centro de la ciudad en coincidencia con el paro por 24 horas convocado por la CTA.

ATEN, ATE, SEJUN, el Sindicato de Ceramistas de Neuquén y las demás agrupaciones sociales y políticas de la CTA marcharán hasta la Casa de Gobierno en reclamo de mejoras salariales.

La convocatoria es a las 10 en el Monumento a San Martín y desde el gremio de los docentes desestimaron el posible corte de ruta que se había comentado.

Para la marcha de hoy, el secretario general de ATEN capital aseguró que tendrán una adhesión al paro del 90 por ciento.

“Varios compañeros que habían vuelto a trabajar esta semana, luego del trabajo sindical, volverán al paro jueves y viernes”, aseguró el sindicalista.

Con respecto a los padres que ayer se manifestaron en repudio de las medidas de ATEN, Aguirre, solicitó que le vayan a pedir explicaciones al Gobierno.

“Más allá del conflicto salarial el sistema educativo está colapsado. No hay gabinetes psicopedagógicos, no hay dinero para las partidas, para el transporte, no hay creación de cursos, de jardines integrales ni viandas”, aseveró Aguirre.

Empleados volvieron al trabajo

Neuquén > Luego de dos días de incertidumbre en las puertas del Consejo Provincial de Educación (CPE) ayer los empleados de la entidad gubernamental pudieron ingresar sin problemas. No hubo candados ni incidentes.

Igualmente los auxiliares de servicio y administrativos nucleados en ATE continúan con medidas de fuerza.

Hasta ayer por la tarde la Subsecretaría de Trabajo aún no había convocado al gremio a retomar las paritarias, acción que esperan los trabajadores para retomar el diálogo.

En un plenario provincial de educación ATE definió ayer endurecer las medidas de fuerza para exigir la reapertura de la paritaria sectorial y reclamar recomposición salarial.

El paro de los porteros repercute directamente en el no dictado de clases en escuelas por falta de limpieza.

Padres también cortan calle

Neuquén > Un grupo de padres de la Escuela Nº 82 cortó ayer la Avenida Olascoaga al 1200 en reclamo del inicio del ciclo lectivo que está frustrado en casi todas las divisiones del turno tarde de ese establecimiento educativo por el paro docente. En el colegio Nº 178 los padres quisieron ingresar a limpiar pero no se lo permitieron.

Los papás acompañados por el presidente de la Unión Vecinal de Villa María amenazaron con volver a tomar esa medida si es que los docentes no retornan a clase.

Según denunció una de las madres hay maestras que están adheridas a la huelga de ATEN pero que sin embargo dictarían clases en escuelas privadas.

El enojo se hizo sentir luego de más de dos semanas de paro. Los papás solicitan que si no hay una acuerdo entre el gremio y los maestros que contraten suplentes pero que “comiencen las clases ya”.

Algo parecido ocurrió ayer por la mañana en la escuela Nº 178 del Barrio Gregorio Álvarez cuando un grupo de padres de alumnos de ese establecimiento intentaron ingresar para limpiar la escuela.

Es que las clases están suspendidas por falta de limpieza por el paro de los porteros. Estas personas insistieron en tratar de solucionar el problema por cuanta propia y llegaron a la escuela con materiales de limpieza.

Pero la directora no les permitió el ingreso.

Comentá la nota