Protesta de camioneros por falta de trabajo.

De no encontrarse una solución esta semana, advirtieron que cortarán el acceso a las cerealeras y el ingreso a la ciudad.
Se multiplican las protestas de camioneros de Rosario de la Frontera ante la falta de trabajo debido, entre otras cosas, a la presencia de fleteros del sur del país que arribaron a esta ciudad para brindar sus servicios a las empresas cerealeras Bunge y Aceitera Deheza.

El miércoles pasado, un nutrido grupo de camioneros autoconvocados mantuvo una reunión en el estacionamiento del Automóvil Club Argentino (ACA) en la que delinearon un plan de acción tendiente a revertir la difícil situación por la que atraviesa el sector. Durante el encuentro explicaron que el precio de los fletes ofrecidos por los camioneros sureños es muy bajo, lo que deja fuera del mercado a los locales.

"Los bajos precios que cobran por los fletes no son rentables, por lo que estamos parados al no poder competir. Uno espera que llegue la cosecha para que los camiones del pueblo puedan trabajar, pero nos damos con las sorpresa de que somos invadidos por camiones que llegan desde Santa Fe y Córdoba", afirmó Jorge René, camionero autoconvocado.

Explicó que "ya vienen con una base porque trabajaron en la cosecha del sur del país y al llegar al norte pueden bajar los precios. En otros casos vienen vacíos de Bolivia, a donde suelen llevar harina. En el sur, cuando escasean las cargas nos dicen que lo poco que hay es para ellos y tenemos que pegar la vuelta, pero no sucede lo mismo aquí. Esto es tierra de nadie, ellos no respetan ni las vías que debe utilizar el transporte pesado, por lo que deterioran el pavimento de la ciudad".

Denunció también, que "hay casos en los que llevan dos cargas en un solo camión. Normalmente deben transportar 30.000 kg, pero llevan hasta 70.000 kg, y nadie los controla".

Ante esta situación, el jueves tomó intervención el Concejo Deliberante local, cuyos miembros se reunieron con representantes de los camioneros y el gerente regional de la planta Bunge, Alejandro Sorondo. Durante el encuentro, el representante de la cerealera se comprometió a dar hoy una respuesta respecto de las tarifas que se abonarán y la posibilidad de que los camioneros locales trabajen con la empresa.

También dejó abierta la posibilidad de que realicen viajes cortos, desde los campos de la empresa hasta las plantas de Rosario de las Frontera y Tucumán.

En cuanto a la circulación con sobrepeso por la ciudad, el concejal Gustavo Díaz expresó que "como no hay legislación sobre el tema elaborarán una ordenanza que regule tal situación, que prevea además la adquisición de una balanza portátil por parte de la Municipalidad para que se realicen los controles pertinentes sobre las cargas ".

Los camioneros advirtieron que de no vislumbrarse esta semana una solución cortarán el paso a las cerealeras y en caso de ser necesario, los accesos a la ciudad.

Comentá la nota