Protesta y baile mapuche en Viedma

VIEDMA (AV).- Una ruidosa manifestación callejera, que incluyó danzas tradicionales, fue protagonizada ayer por las comunidades indígenas para reivindicar sus derechos territoriales. La protesta principal tuvo lugar sobre la vereda de la Casa de Gobierno a metros del despacho del gobernador Miguel Saiz.
Al grito de "las tierras robadas serán recuperadas", hombres, mujeres y niños de 75 agrupaciones aborígenes se concentraron en el centro de la ciudad exigiendo ser recibidos por representantes gubernamentales para entregarle un documento político redactado en el marco del 16° Parlamento Mapuche que sesionó por espacio de tres días en la delegación Atlántica de la Unco.

Los dardos más punzantes fueron disparados contra las sociedades rurales por mostrarse como víctimas del ejercicio de los derechos ancestrales, y el ministro de Gobierno, Diego Larreguy. A este lo acusaron de facilitar la estructura informativa a una "supuesta" agrupación aborigen para criticar las gestiones que realizan desde el Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas (Codeci) en favor de la recuperación de tierras para las comunidades de origen mapuche.

Varios jefes y la actriz Luisa Calcumil encabezaron en el caluroso mediodía viedmense una ceremonia haciendo sonar los instrumentos de viento (Ñorquin) y de percusión (Kultrum) en señal de repudio a los actos discriminatorios; forzando la salida de un funcionario para que el gobierno se entere del reclamo.

Los manifestantes debieron esperar casi dos horas a que el gobierno decidiera enviar un representante a la vereda de la Casa de Gobierno que mostró un sus ventanales planchas blindadas y una fuerte custodia policial.

Los jefes (Loncos) apelaron al sentido común para buscar un acercamiento, mientras el delegado territorial Víctor Capitán expresó su preocupación por las inclinaciones del gobierno a escuchar más a miembros de sociedades rurales ligados a los sectores de poder, que los reclamos de recuperación de tierras que hacen los aborígenes. También señaló cierta inquietud sobre una supuesta resistencia que ejercerían los ganaderos mientras se hace el relevamiento catastral previsto en la Ley Nacional N° 26.160. "Los denunciaremos ante la Justicia", advirtió.

Durante la recorrida, el centenar de referentes indígenas entregaron al subsecretario de Relaciones Institucionales de Río Negro, Juan Carlos Vallés, el documento final del Parlamento, donde plantean "una profunda inquietud sobre la realidad de hostigamiento".

Comentá la nota